La cipoleña estafada con una computadora recuperó el dinero