"Nos pidió abortar pero decidí apostar por las dos vidas"

El médico acusado dijo que la joven llegó con un aborto en curso y que intervino para revertirlo.

Leandro Rodríguez Lastra (MPRN 6818), el ginecólogo procesado por negar la interrupción legal del embarazo a una joven violada, habló con LM Cipolletti y admitió que le dieron medicamentos a la paciente para que continuara con la gestación. Apuntó contra el hospital de Fernández Oro, donde, según él, no se le dieron respuestas. “Ella llegó pidiendo un aborto, pero por el tiempo de gestación decidimos no hacerlo”, relató el médico, que podría ir a juicio y perder la matrícula por su accionar en este caso.

El hecho ocurrió el 2 de abril del 2017, cuando la joven ingresó a la guardia del hospital cipoleño con fiebre y contracciones y manifestó su decisión de abortar. En el expediente figura que consultó previamente en el hospital de Fernández Oro y que habría ingerido Oxaprost (misoprostol). Según Lastra, el tiempo de gestación era de 22 semanas, razón por la cual se le negó a seguir adelante con el procedimiento.

“Ella contó que acudió a un lugar no médico a practicarse un aborto y eso me generó alarma. La ecografía informaba que se trataba de un feto de 500 gramos y ya no encuadraba, desde lo médico, en un aborto. Mi decisión fue frenar las contracciones uterinas con un antibiótico denominado Indometacina y estabilizarla. Esta medicación se utiliza para la amenaza de partos pretérmino”, explicó el médico. Es decir que el aborto ya había iniciado y Lastra intervino para revertir el cuadro.

Embed

Desde el principio se sabía que se trataba de un embarazo no deseado. “El contexto no fue claro y no tenía consentimiento informado como exige el protocolo. Mi decisión fue salvar las vidas. Consultamos a la Justicia y nos dijeron que el caso no era judiciable. El análisis del equipo médico decidió interrumpir el embarazo recién a las 35 semanas cuando el feto ya era viable”, dijo el jefe de Ginecología.

Embed

Aseguró que la mujer pedía abortar. “Se la escuchó, pero no se pudo acceder a su pedido. Durante la internación volvió a tener episodios de contracciones uterinas y se la derivó, y en ese lugar se realizó el mismo tratamiento. La realidad es que había una vida, que tenía posibilidad de subsistir. El protocolo de aborto no punible no establece un plazo máximo, pero sí recomendaciones de hasta 20 semanas”, comentó el profesional.

Además, dijo que el cuadro era complejo porque había sido tratada con una medicación que no se constaba ni su origen ni se sabía quién la había administrado. “Comentó que eran pastillas de Oxaprost que se las suministraron desde una organización. Había una salida que era esperar que no se muera, y otras que era más riesgosa, cercana a la impericia y que no es la que yo habría aplicado de ninguna manera”, explicó. Por eso decidió “apostar por la salud y por las dos vidas”. “Luego de lo que ocurrió decidí firmar la objeción de conciencia, fundamentado en cuestiones éticas. Anteriormente había participado de abortos en embarazos inviables y partos pretérminos por cuadros clínicos, pero siempre en el marco de la ley. Todo esto fue muy fuerte y cambió mucho mi cabeza. Ya no podría enfrentarme a otra situación así”, expresó.

Embed

Por último, contó que la mujer estuvo meses con esta situación y que algo falló ya que consultó en tiempo y forma en el hospital de Oro y no le supieron dar respuestas. “En ese lugar puede estar la falla”, afirmó.

“Matar bebés no es mi trabajo”

“Volvería a actuar de la misma manera, porque matar bebés no es mi trabajo. No me arrepiento de nada, hice lo mejor que se podía en una situación así. Antes se pudo haber actuado y no se hizo”, comentó Lastra. Dijo que teme lo que pueda hacer la Justicia y lamentó que lo juzguen a él en vez de buscar a los violadores. “Si llegan a quitar la objeción de conciencia no podré seguir. Si me obligan, tendré que buscar otra especialidad. La doctora Milesi habla del tema sin conocer la Constitución, y hasta el propio protocolo”, criticó Lastra.

¿Estás de acuerdo con la legal...

LEÉ MÁS

Los cipoleños se oponen a hablar del aborto en las escuelas

La Revuelta apunta contra los médicos antiabortistas del hospital de Cipolletti

Médicos antiaborto se manifestaron en el hospital de Cipolletti

Se demora el juicio al médico que no realizó un aborto en el hospital

Sólo juzgarán a un médico por no practicar un aborto

Aumentaron los abortos en los hospitales públicos de la región

Caso de aborto no realizado en el hospital: la víctima reclama respeto

"Me da vergüenza ajena"

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario