El clima en Cipolletti

icon
11° Temp
40% Hum

Comedor universitario: por día almuerzan unos 500 estudiantes

La crisis económica disparó la demanda habitual del comedor universitario de las facultades de Ciencias de la Educación y Psicología y de Ciencias Médicas.

En medio de los recortes presupuestarios dispuestos por el gobierno nacional, los responsables del comedor universitario que comparten las dos facultades de la UNCo en Cipolletti despliegan un gran esfuerzo organizativo para garantizar diariamente un almuerzo rico y nutritivo para un número cada vez mayor de estudiantes que necesitan alimentarse a un bajo costo por la crisis económica imperante.

En el comedor se dan, como en pocos casos, muestras concretas de lo que está pasando en la Universidad Pública. Así, por un lado, están las serias dificultades que plantean los tiempos que corren debido al achique del Estado, mientras que, por el otro, es de resaltar el compromiso que autoridades, docentes, no docentes y estudiantes asumen para que la educación pública y gratuita siga siendo una realidad.

Te puede interesar...

Los hechos lo atestiguan. A esta altura del año, pero en 2023 la demanda de almuerzos la generaba una cifra de entre 250 y 300 alumnos de las facultades de Ciencias de la Educación y Psicología y de Ciencias Médicas. En cambio, ahora, en 2024, ya ha llegado a unos 500 alumnos, con lo que el número tiende a duplicarse, lo que no es improbable, ni mucho menos, si continúan o se profundizan los aspectos más polémicos de las políticas impulsadas por el Poder Central para el sector universitario y para la sociedad en su conjunto.

comedor-unco-3.jpg
Son cada vez más los estudiantes que almuerzan en el comedor universitario de las facultades locales de la Universidad Nacional del Comahue.

Son cada vez más los estudiantes que almuerzan en el comedor universitario de las facultades locales de la Universidad Nacional del Comahue.

No es fácil preparar 500 porciones de almuerzo todos los días. Y máxime cuando todo lo relativo a la alimentación está caro o muy caro. Y, sin embargo, se puede. Se puede cocinar para tantos comensales, con un mínimo de presupuesto y, además, sin tener que cobrar demasiado, que es el otro gran objetivo de la iniciativa.

El resultado de todo el proceso es una comida apetitosa y saludable, con un precio por plato de apenas 500 pesos. Una suma ínfima en una actualidad como la de hoy marcada por la inflación constante.

La decana de Ciencias de la Educación y Psicología, Ema Camadro, destacó la labor que todos los días lleva a cabo personal directivo junto con docentes y no docentes de las dos facultades para cumplir con cada exigencia y detalle organizativo necesario para cocinar para la cantidad de estudiantes que lo requiere y que sigue "en aumento".

A modo de ejemplo, mencionó la preocupación cotidiana por disponer del abastecimiento de productos alimenticios, como son los de origen vegetal. En este caso, los trabajadores de la unidad académica se ven en la obligación de salir, a las 5 de la madrugada, para elegir y adquirir provisiones, a buenos precios, en establecimientos mayoristas, el Mercado Concentrador o en las zonas rurales dedicadas a la producción agrícola.

Compromiso para que funcione el comedor universitario

La funcionaria expresó que la labor del comedor es posible "por el compromiso" que los integrantes de los claustros tienen con la Universidad Pública, en medio de "un clima económico muy duro" para la sociedad, cuando hacen falta iniciativas que ayuden a sostener y mantener la concurrencia y el paso de los estudiantes por la educación superior.

Los 500 almuerzos diarios son "un número enorme" pero no se puede dejar de prepararlos y ponerlos a disposición ante "la fragilidad de la economía familiar" de muchos estudiantes. El servicio implica siempre "mucho esfuerzo y mucho trabajo", lo que se concreta con la plena convicción de "acompañar la trayectoria" de los alumnos, siendo la alimentación, junto con el transporte, una "dimensión central" para asegurar su continuidad en los estudios.

Camadro agradeció la colaboración que brinda también la sede central de la UNCo para el funcionamiento del comedor y, por otra parte, el gran aporte que ha significado la implementación, a instancias del gobierno provincial, del boleto estudiantil para los alumnos de los niveles primario, secundario, terciario y universitario del Alto Valle y el Valle Medio, quienes pagarán solo el 50 por ciento del costo del pasaje.

Ante la crisis, clases virtuales

Siempre en tren de resaltar las iniciativas que faciliten la permanencia de los estudiantes, trajo a colación el objetivo de seguir avanzando en la virtualidad de determinado porcentaje de los cursados, lo que beneficiará, sobre todo, "a muchas familias del interior" de la región. Los alumnos podrán asistir a clases de manera remota y en tiempo real, convirtiendo a la virtualidad "en un derecho adquirido" desde la pandemia.

Por otra parte, indicó que persisten todavía los interrogantes sobre lo que decidirá el gobierno nacional en relación al presupuesto de las Universidades, con crecientes expectativas por el aumento de los recursos que finalmente se implementará para su funcionamiento.

También existe incertidumbre por el incremento salarial que necesitan los docentes universitarios, ya que en el año solamente se les ha otorgado un 8 por ciento de mejora, un porcentaje más que mínimo ante la inflación que se viene acumulando.

Pese a todo, la decana sostuvo que, al presente, se tiene garantizado el funcionamiento de la unidad académica hasta el final del cuatrimestre, los últimos días de junio. Después de ese momento, no se sabe que pasará, aunque se harán todos los esfuerzos para que haya mesas de exámenes y se pueda iniciar el segundo cuatrimestre sin inconvenientes.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario