El clima en Cipolletti

icon
11° Temp
58% Hum
LMCipolletti Asamblea

Asamblea definiría acciones para profundizar el conflicto municipal

Los trabajadores municipales convocados por Soyem, ATE y Upcn resolverán este lunes en asamblea la posibilidad de concretar un paro general de actividades.

En el comienzo de la semana, se mantiene la tensión en el Municipio. Y es posible que aumente aún más. Es que está prevista para este lunes la realización de una asamblea general de trabajadores, que ha sido convocada por los gremios Soyem, ATE y Upcn para definir la profundización del plan de lucha por mejores salarios y otras demandas.

El encuentro está programado para las 10.30, en las afueras de la sede municipal de calle Brentana 571, donde se encuentran las oficinas de la Secretaría de Fiscalización de la comuna.

Te puede interesar...

Los tres sindicatos vienen de concretar la semana pasada tres días de retenciones de servicios del personal. Las medidas de fuerza estuvieron acompañadas de movilizaciones, en el marco de un plan de lucha que ha agrietado, tal vez definitivamente, las relaciones de la dirigencia sindical con el Ejecutivo municipal.

Las valoraciones que se efectúan de las 72 horas de retenciones de servicios son muy dispares, ya que el gobierno municipal asegura que el acatamiento fue mínimo, de alrededor de un 4 por ciento del total del personal, mientras que los sindicatos consideran que fue alta la adhesión y, por ello, expresan estar "más que satisfechos" del respaldo alcanzado.

PROTESTA GREMIOS MUNI POR SALARIOS 2.jpg
Los municipales en conflicto se reunirán en asamblea para debatir la profundización de su plan de lucha.

Los municipales en conflicto se reunirán en asamblea para debatir la profundización de su plan de lucha.

Así las cosas, en un documento hecho público por las organizaciones, en vísperas de la asamblea prevista para la jornada, se enfatiza sin medias tintas que "las cartas están echadas y todo parece indicar que, si el gobierno no tiene la capacidad política y de negociación necesaria, todo se encamina para un paro general de actividades" en la Municipalidad y "el recrudecimiento del conflicto" con la actual gestión.

El texto menciona la "cruda realidad que viven los trabajadores municipales de Cipolletti", por el avance "a paso firme", según proclaman, de los pagos "en negro, contratos por un mes, ampliación de la planta eventual, el amedrentamiento y amenazas constantes" por parte presuntamente "de jefes".

Los gremios sostienen, además, que existiría "un contraste muy grande entre el Rodrigo Buteler de campaña y el actual intendente" y afirman que "algo pasó en el camino que lo hizo cambiar". Por tal motivo, cuestionan que "las promesas asumidas" no se hayan vuelto realidad, en su opinión.

Refieren que "cerrar las puertas al diálogo, literalmente como ocurrió, habla de un gobierno" que tendría "poca cintura política y capacidad de negociación". Al respecto, mencionan que el Ejecutivo municipal se habría comprometido el martes pasado "a realizar una propuesta para intentar destrabar el conflicto" pero, en cierto momento del día siguiente, el secretario de Gobierno, Paul Fracchia, habría salido de "su despacho" y atendido a los representantes gremiales "en el pasillo", donde se habría desdicho del compromiso del día anterior.

"Al ver que los gremialistas estaban firmes en su postura, enojado se dio media vuelta y les cerró la puerta en la cara", puntualizan, polémicamente.

GREMIOS MUNICIPIO SIGUEN RETENCIONES.jpg
El conflicto en la comuna podría encaminarse hacia un nivel de confrontación que nadie quisiera que alcanzara.

El conflicto en la comuna podría encaminarse hacia un nivel de confrontación que nadie quisiera que alcanzara.

Los sindicatos aseguran que cuentan con el respaldo de la comunidad. "Mientras se desarrollaban las jornadas de retención de servicio, comenzaron a llegar fotografías de vecinos de la ciudad en señal de apoyo a los trabajadores municipales", recalcan y explican que "la ciudadanía entiende los magros sueldos de los empleados que realizan un gran esfuerzo para mantener" en condiciones a la urbe.

Algo en lo que vienen insistiendo desde antes del actual conflicto tiene relación con el hecho de que en la comuna un 50 por ciento de los empleados cobraría sueldos de "indigencia" y el 100 por ciento, de "pobreza".

Precisan que "estadísticamente los trabajadores de las categorías 10–11–12 y 13 ya se encuentran debajo de la línea de indigencia y la totalidad de los trabajadores, salvo el personal político, se encuentra debajo de la línea de pobreza", por lo que "alguien diría la frase popular 'más casta no se consigue'. Como si fuera poco, el último ofrecimiento salarial que fue rechazado por los tres gremios" beneficiaría a "las categorías más altas".

Desde la dirigencia sindical, se resalta que las medidas de fuerza ahora "se endurecerán", puesto que "el ambiente que se vivió en la última asamblea es de hartazgo, de enojo y desilusión".

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario