La casita antidrogas se mudará del Mapu

Red Puentes contempla cambiar de barrio por los ataques violentos.

Los dirigentes de la casita de la Red Puentes, ubicada en el barrio Anai Mapu, tienen decidida una pronta mudanza hacia otro barrio, a raíz de los continuos robos, desmanes, destrucción de elementos y materiales de trabajo y pintadas amenazantes de que ha sido objeto la entidad.

Para la organización que está a cargo del programa, ya se han traspasado todas las líneas de alarma ante lo que son ataques y agresiones contra una iniciativa solidaria que solamente busca ayudar a los jóvenes en riesgo por las adicciones a salir adelante.

Te puede interesar...

La Red Puentes tiene respaldo del gobierno nacional y su implementación en Cipolletti fue gestionada por el Movimiento Popular La Dignidad, que alquiló el inmueble y lo reacondicionó para brindar allí contención, protección y capacitación de los muchachos que participan de la iniciativa.

Desde el año pasado, cuando empezó a funcionar, ha sido blanco de constantes ataques con el claro propósito de desalentar sus actividades. Al presente, son unos 30 los jóvenes que acuden a la casita, que se ha transformado en un foco solidario y de respeto hacia quienes enfrentan un momento vulnerable en sus vidas.

El actual inmueble, ubicado en calle Neuquén 2325, a no más de 50 metros de la comisaría del Mapu, ha sufrido prácticamente desde el comienzo de sus actividades el acoso por parte de desconocidos que han dejado pintadas, han ingresado y robado diversos enseres y han vandalizado todo lo que han podido.

Los integrantes del MPLD y las personas que trabajan en el programa han hecho causa común para permanecer en el Mapu, pese a todos los enormes contratiempos. Cada vez que hubo una agresión, aunaron fuerzas y salieron adelante merced a un empeño digno de elogios. Lamentablemente, la sensación de inseguridad se torna cada vez más intensa.

Por ello, es inminente una definición sobre el traslado de la Red. Así lo reconoció la dirigente y militante Lilia Calderón, quien manifestó que la mudanza se está evaluando como una alternativa muy concreta y que se podría materializar en breve, hacia un lugar que se está analizando pero que será más seguro.

En la periferia y en los barrios más humildes la inseguridad tiende a agravarse. En muchos casos, la actividad de los narcos, el poco efecto que surte la prevención policial y la desatención de las autoridades políticas son el caldo de cultivo para situaciones muy peligrosas y los ataques a Red Puentes son el claro ejemplo.

Los ataques terminaron en un crimen

La violencia contra el trabajo de Red Puentes se cobró una vida, la de Sebastián Sapuri. Era conocido como Sebita por sus amigos y allegados quienes aseguran que era un chico que quería cambiar para tener un futuro mejor para él y su familia. Sin embargo, un disparo en el cuello le arrebató todos sus proyectos y sus sueños. Por el trágico hecho detuvieron a dos personas sospechadas de participar de la venta de drogas. “Son conocidos narcos apañados por la fuerza policial, lo mataron con una tumbera y la Policía no hizo nada, lo dejaron morir”, sentenció Lila Calderón, referente del barrio Obrero y militante de La Dignidad tras el crimen. El crimen ocurrió en diciembre y hasta el momento la investigación no está concluida, por lo que no hay fecha estimada de juicio.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario