La Muni suspendió las castraciones de perros y hay polémica

Las voluntarias de la guardería canina le pidieron al intendente Di Tella que dé marcha atrás. Consideran que la superpoblación de perros es una problemática de salud pública.

Por la cuarentena obligatoria, el Municipio también suspendió las castraciones de perros y gatos que en situación pre-pandemia el personal realizaba de forma regular para reducir la superpoblación animal que existe en esta ciudad. La medida adoptada generó el rechazo inmediato de las voluntarias de la guardería canina, a quienes les resultó "inadmisible y absurdo suspender dicho programa en una comunidad desbordada, donde nacen mas animales de lo que es capaz de absorber".

Redactaron una carta muy dura y abierta, con el ánimo de expresar su malestar y pedirle al intendente Claudio Di Tella que reconsidere la decisión, en tanto el programa es una herramienta vital para la salud de una población vulnerable, como la de perros y gatos en situación de calle; y la salud de las personas.

Te puede interesar...

"Teniendo en cuenta que está enmarcado dentro del sistema integrado de Salud Pública, no puede ni debe suspenderse el control poblacional de animales, ya que ninguna de las actividades esenciales se han dejado de realizar con motivo de la emergencia sanitaria que nos atraviesa. La castración quirúrgica beneficia a la salud de las personas y de los animales", sostuvieron las voluntarias del refugio.

En diálogo con LMCipolletti, el secretario municipal de Fiscalización, Cristian Blanco, comentó que el servicio fue suspendido hasta que se levante la cuarentena para evitar la exposición, circulación y aglomeración de personas en los puestos de castración. "Estamos cuidando a nuestro personal", acotó.

Sin perjuicio de ello, aclaró que sostienen y mantienen la estructura de 520 perros alojados en la Isla Jordán. "Los seguimos alimentando y aseando, como es lo habitual", indicó el funcionario municipal.

Las proteccionistas se lamentaron que los animales se encuentren encerrados en "instalaciones decadentes y sin recibir la atención adecuada"; y al Ejecutivo local le cuestionaron también que "avale el cautivero" y ponga a cargo del lugar a "personas carentes de capacitación".

El rol de las entidades protectoras no es hacerse cargo de las consecuencias de lo que el Estado hace mal o no hace. Está fuera de nuestro alcance solucionar ésta situación, somos sólo personas que nos dedicamos tiempo completo a ésta labor desde hace años y de forma absolutamente desinteresada, no pedimos nada a cambio, ni sueldo,ni para costear el combustible que utilizamos a diario para llegar al lugar, ni los gastos veterinarios que al dia de hoy superan el medio millón de pesos",expresaron en la cara dirigida al intendente.

Blanco insistió con poner el foco en las "necesidades y urgencias" que presenta la pandemia del Covid-19, establecidas además por decreto nacional, desde que inició la cuarentena. Y a las proteccionistas les dijo: "Colaboren de forma positiva. Entiendan que detrás de todo esto hay personas, a quienes les gustaría quedarse en su casa; y que estamos cuidando a nuestro personal".

"Tienen todo el derecho de expresarse, siempre lo tuvieron. Pero estamos cumpliendo al pie de la letra con todo lo mínimo e indispensable", añadió Blanco.

Entre los trabajos que realizan las voluntarias, éstas detallaron la tarea de alimentar a los animales, limpiar y llenar cada uno de sus bebederos, dar un recreo a cada grupo de perros, revisarlos, poner en conocimiento al veterinario su estado de salud e incluso trasladar a la veterinaria a los animales que necesiten asistencia, ya que el hacinamiento genera peleas entre ellos y enfermedades propias de dicha condición.

Trabajan allí los días sábados, aunque montan guardias de lunes a lunes, por si surge alguna eventualidad, a lo que añaden su intervención en adopciones y tránsitos.

"Esperamos que reconsidere -Di Tella- su decisión de suspender el programa de Equilibrio Poblacional canino/felino. Seguirá contando con nuestra labor totalmente desinteresada en pos de la mejora de la calidad de vida de los habitantes de Cipolletti y de sus animales de compañía", concluye la carta de las proteccionistas.

LEÉ MÁS

Proteccionistas exigen cuidado de perros callejeros

Se sumaron 4 nuevos casos sospechosos en Río Negro

El delivery les cambia la cara a los gastronómicos

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario