El clima en Cipolletti

icon
11° Temp
93% Hum
LMCipolletti cuarentena

El delivery les cambia la cara a los gastronómicos

Los comercios que se adaptaron a la pandemia de coronavirus comienzan a recuperar parte de la clientela.

Los locales gastronómicos, como restaurantes, parrillas y confiterías, que arrancaron temprano con el servicio de delivery y que se acostumbraron rápido a las posibilidades que brindan las nuevas tecnologías de pago, de captación de clientes y de envío a domicilio, han logrado remontar, parcialmente, el parate de la actividad debido a la cuarentena.

Otros establecimientos, en cambio, se han visto en mayores dificultades y hay algunos casi fundidos y sin saber qué poder hacer con los salarios de sus empleados.

Te puede interesar...

El golpe demoledor de la pandemia sobre la pequeña y mediana empresa está dejando un panorama dispar en el rubro gastronómico. La alternativa de comida para llevar o enviar apareció como una salida y muchos la adoptaron con celeridad.

Entre ellos, se contó el dueño de la parrilla El Fogón, Javier Alcaino, quien apenas se dispuso el aislamiento, apostó al delivery. Los primeros días no parecía funcionar pero luego de algunos cambios hoy sus ventas le reportan ingresos que llegan a un 60 o 70 por ciento de lo que facturaba antes de la crisis.

El paso inicial fue una reestructuración de su producción y forma de trabajo. Habiendo comprobado que la parrilla no tenía salida y le reportaba pérdidas, se orientó a las comidas rápidas, donde sí encontró clientela. Y, fundamentalmente, supo acudir a los avances tecnológicos disponibles. Por Whatsapp, por ejemplo, difunde su menú y las distintas alternativas de pago, con buena repercusión. Los clientes pueden usar formas de pago con débito o sobre todo con tarjeta, que se ha vuelto uno de los mecanismos de mayor utilización.

Alcaino dijo que, en su caso, acude a una empresa local intermediaria, que además del reparto toma pedidos y los cobra, y también a sus contactos con los consumidores a través de las redes sociales, con opciones para abonar a través de una firma especializada y por medio de un sistema muy sencillo lanzado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa.

De esta forma, sus ocho empleados siguen trabajando, para lo que han debido asumir nuevos quehaceres, a la vez que se están generando oportunidades de trabajo para quienes hacen el delivery.

Esa receta se repite con diferentes resultados en otros comercios del rubro gastrónomico mientras tienen sus mesas vacías.

Usar la tecnología es la gran clave

El contexto de la cuarentena y sus exigencias no encontró a todo el mundo preparado. A varias empresas gastronómicas no les está yendo bien. Una de las posibilidades que sugiere el parrillero Javier Alcaino se relaciona con que empezaron más tarde, y todavía están en proceso de adaptación. Por su lado, el titular de la Cámara de Industria y Comercio, José Luis Bunter, agrega otra posibilidad. La mayoría de quienes están hoy muy mal parados son ya veteranos propietarios de restaurantes, a quienes la celeridad que exigen los actuales tiempos no les ha permitido operar grandes transformaciones, acostumbrados a un largo trato y convivencia directa con los clientes. No a los pormenores tecnológicos.

LEÉ MÁS

Las golosinas artesanales son las más elegidas en cuarentena

Comercios y pymes alertan por posible "rebelión fiscal"

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario