LMCipolletti Fruticultura

Incertidumbre a pocos días de empezar la cosecha

Son muchos los interrogantes que tienen los chacareros.

Faltan pocos días para el inicio de la cosecha en el Alto Valle y hay incertidumbre entre los productores sobre lo que les deparará el destino. Una gran mayoría todavía no cobra por la fruta que vendió la temporada pasada y se desconoce casi por completo el precio de las peras y manzanas que saldrán ahora de las chacras.

Alguna vez, en un tiempo cada vez más remoto, el inicio de un nuevo ciclo de la actividad frutícola traía aires de optimismo para la región. El sacudón laboral y económico conmovía a la sociedad, que veía llegado el momento de coronación de grandes esfuerzos.

Te puede interesar...

Sin embargo, hoy, como hace ya muchas temporadas, para los productores hay muy poco en claro. No les gusta la posibilidad de que les aumenten las retenciones y consideran que la vigencia del cepo oficial al dólar y el florecimiento simultáneo de valores alternativos para la divisa han causado una devaluación que encarecerá los insumos importados.

Así lo indicó ayer el dirigente Eduardo Artero, quien no ocultó su malestar y preocupación por el hecho de que todavía no se haya cancelado la producción entregada al empaque y la comercialización en la cosecha pasada. "Ahora andan algunas empresas recorriendo las chacras para decir qué elegirán para comprar, pero de anticipar cuánto se pagará, ni una palabra", enfatizó.

Ante el cuadro de situación imperante, el chacarero se preguntó por dónde están y qué hacen los funcionarios del área frutícola de la Provincia. "No se los ve ni oye por ninguna parte", aseguró, lo mismo que a la conducción de la Federación de Productores, quienes tampoco están dando respuestas a los interrogantes del momento.

Uno de los problemas más graves del presente tiene relación con los condicionamientos sanitarios para la exportación. Según Artero, hay tantas chacras abandonadas que el control de la carpocapsa resulta por demás difícil, mientras que los mercados extranjeros se ponen más y más exigentes.

Dificultades que complican todo

No tan bonita

Al contrario que en la temporada pasada, para la actual cosecha se espera una menor proporción de fruta de mayor calidad. Esto no deja de ser inquietante para los chacareros, a quienes el margen de ganancias se les vuelve cada vez más reducido.

Quedan pocos

Cada vez son menos los productores para una actividad que resulta año a año más impredecible. Tras la cosecha que se viene, el número puede disminuir.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario