El clima en Cipolletti

icon
10° Temp
50% Hum
LMCipolletti Comedor

Niños necesitan que un comedor siga funcionando para recibir alimentación

El comedor Ubuntu, del barrio Ferri, afronta serias dificultades para mantenerse. Y hay niños que concurren porque sus familias no pueden darles de comer.

Niños que no tienen nada para comer, o que comen poco y mal, y madres que prefieren no comer ellas y alimentar con lo poco que tienen a sus hijos, son una triste realidad en muchos sectores barriales. Como en la toma de las vías de Ferri, donde el comedor Ubuntu trata de seguir atendiendo la creciente demanda de comida.

Pero el comedor debe lidiar a diario con la escasez de alimentos para preparar sus raciones. En particular, faltan los llamados productos frescos, es decir, verduras y hortalizas, carne y pollo, entre otros suministros. La situación se torna cada vez más complicada y podría acabar con la actividad del emprendimiento solidario.

Te puede interesar...

En la actualidad, con mucho esfuerzo se está logrando mantener el funcionamiento, para lo que resulta de gran ayuda la colaboración de una fundación que le aporta alimentos secos, o sea, del tipo que conforman productos envasados como los fideos, el arroz, la polenta, el aceite, el azúcar y otros.

Toma Ferri .jpg

Sin embargo, con ellos solo no se puede elaborar comidas, siendo los alimentos frescos absolutamente indispensables para una buena alimentación. El drama es que a los encargados del comedor se les torna cada vez más difícil, casi imposible, conseguir donaciones, ya que la crisis económica está golpeando incluso a familias acomodadas que siempre han sido solidarias pero hoy se ven obligadas a restringir sus gastos. Ni que hablar de los inconvenientes con los que se tienen que enfrentar los vecinos de clase trabajadora que cobran muy poco.

Mónica Genen, referente de Ubuntu, expresó a LMCipolletti que la situación se está volviendo "desesperante" porque no dejan de aumentar los pedidos cotidianos de una ración de comida. Así, resulta "muy angustiante" para ella y quienes la ayudan resolver las necesidades cotidianas.

Su comedor es uno de los pocos que ha seguido funcionando, a veces en forma acotada, en Cipolletti. Eran alrededor de 75 los que existían hasta el año pasado, pero la interrupción de los suministros que hacía el Municipio, y en contadas ocasiones Provincia y Nación, prácticamente los liquidó a todos. La dirigente indicó que, por lo que conoce, hay en la actualidad solo otro más trabajando, el de la agrupación Dignidad Rebelde, en el Barrio Obrero.

COMEDOR NIÑOS TOMA VIAS FERRI OTRA.jpg
En el comedor Ubuntu se prepara comida en forma cotidiana y, cuando llega el momento, se celebra el Día del Niño.

En el comedor Ubuntu se prepara comida en forma cotidiana y, cuando llega el momento, se celebra el Día del Niño.

En el Ubuntu se prepara un almuerzo para la gente más necesitada los días lunes, martes, jueves y viernes. Los miércoles no se puede por obligaciones particulares del cocinero. La merienda, que es otro servicio que se da, sí se puede brindar los lunes, martes, miércoles, jueves y viernes. Son 160 personas anotadas para recibir la comida, pero, aparte, hay una lista de espera de otras personas más que quieren ser incluidas.

Es muy lamentable, pero no se puede aumentar la ayuda alimentaria porque a duras penas se está aguantando el funcionamiento. Y si no se logra obtener más donaciones, el comedor podría hasta cerrar. Por eso, Genen efectuó un llamado a la comunidad a realizar colaboraciones, aunque sean mínimas. Todo aporta para luchar contra la escasez.

Con ese fin, días atrás hizo un posteo en una red social para explicar allí también lo que está ocurriendo. "Las ollas hay que llenarlas. Hoy una criatura chica me dijo qué suerte que cocinaron" en el comedor ya que "tengo un hambre. Todo el fin de semana comiendo pan con picadillo y té. Se me estrujó el corazón, quizás a nadie le interese o a casi nadie que un niño no coma. Yo estoy dejando mi vida dibujando de donde no hay", enfatizó.

Y mencionó también otro caso estremecedor de un niño. "Todos la pasan mal pero peor las criaturas. También un nene me dijo: mi mamá nos da a nosotros, si sobra come ella", puntualizó en el mensaje y señaló que "cientos de personas saben todo mi sacrificio estando tan enferma y sigo y sigo". Quienes se puedan hacer eco del planteo solidario pueden hacer aportes en alfa.doctor.clamo.mp o llamando a los teléfonos 299-6014091 o 299-3328150.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario