Una vecina cipoleña cosió 150 barbijos para donarlos

La mujer puso manos a la obra en su propia casa y aprovechó el tiempo de la cuarentena para poner en práctica lo aprendido durante un taller de costura.

Una mujer aprovechó la cuarentena para poner en práctica lo aprendido en un taller de costura y comenzó a fabricar barbijos en su propia casa. Ya entregó 150 unidades a efectivos de la Comisaría Cuarta y comenzó con una nueva tanda destinada al personal del hospital. "No podemos quedarnos sin hacer nada", comentó.

Hace poco menos de un año que llegó a la ciudad junto con su familia, luego de que su marido fuera trasladado por razones laborales desde Cutral Co. Sin embargo, no dudó en aportar su granito de arena al personal cipoleño en la lucha contra el coronavirus.

Te puede interesar...

Lorena Freire es licenciada en Turismo y hace un tiempo realizó una capacitación de oficio en costura, con el objetivo de poder diseñar la ropa de su hija. Pero en momentos de pandemia, puso todos sus conocimientos en práctica para ayudar a quienes enfrentan en primera línea al temido COVID-19.

"Somos muchas las personas que hacemos barbijos desde el anonimato. Desde que comenzó toda esta crisis que sentí la necesidad de ayudar. No sabía por dónde comenzar. Agarré mi máquina de coser, algunos materiales y comencé a hacer barbijos descartables. La primera donación la hice a la Comisaría Cuarta el lunes pasado, alrededor de 150 unidades, porque escuché en el local donde venden telas que no tenían elementos de protección. Son trabajadores que están en contacto con la gente, expuestos, y como mínimo necesitan estar protegidos", contó Lorena.

Para la fabricación utilizó friselina (tela no tejida) de 80 micrones y elástico de 0,5 centímetros. "Aprendí la técnica con tutoriales en internet y demoraba bastante al comienzo. Luego le agarré la mano y en unos 20 minutos los terminaba. Ahora estoy comenzando los barbijos reutilizables para el área de imágenes del hospital Pedro Moguillansky, porque ellos no pueden respetar la distancia con los pacientes, es imposible no tener contacto", expresó.

La idea es fabricar unos 50 barbijos y entregarlos la próxima semana. Esta tanda será de reutilizables, y Lorena usará lienzo brin y tela de sábana para diseñarlos. Una vez usados, se pueden lavar, desinfectar y volver a emplear.

"Todo lo que hice fue con materiales que compré con mi dinero o que tenía en casa. No necesito donaciones. Lo que sí sería imprescindible es que les permitan a las mercerías o locales de telas poder abrir aunque sea una hora para poder conseguir los insumos", reclamó.

LEÉ MÁS

El uso de protectores faciales es obligatorio en Cinco Saltos

Fabricá tu barbijo reciclado en sólo cinco minutos

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario