Una mujer de Rafaela busca en la ciudad a sus padres biológicos

A los 30 años se enteró que era adoptada y que había nacido en Cipolletti.

Verónica Alejandra Imoberdorf es cipoleña, tiene 42 años y está buscando a sus padres biológicos. Nació el 28 de octubre de 1976, pero recién en 2006 se confirmó que era adoptada. Desde entonces, lleva a cabo una búsqueda incesante que todavía no llega a buen puerto. Por eso, después de muchos años y varios giros inesperados en su investigación, decidió apelar a las redes sociales, con la esperanza de reconstruir al fin las páginas en blanco de su vida.

“Desde hace muchos años que los busco, y mucha gente me acompaña, por suerte. Pero recién ahora puedo viralizar mi historia. No es fácil, es un proceso y mis tiempos fueron estos. Necesito saber quiénes son mis papás biológicos y qué pasó, por mí y por mis dos hijos. Quiero que sepan de dónde vienen y puedan también completar su historia”, expresó Verónica a LM Cipolletti.

Te puede interesar...

Actualmente, ella vive en Rafaela, provincia de Santa Fe, donde trabaja y tiene dos hijos, de 24 y 19 años. Está radicada en la misma ciudad y en la misma casa de siempre, donde vivió su familia adoptiva cuando partió de pequeña desde Cipolletti.

“Es muy difícil convivir con este vacío, con una parte de mí que desconozco, así que llevo esta búsqueda como puedo”, agregó la mujer, que no se resigna.

Comentó que hace algunos años desembarcó en esta ciudad, pero no pudo encontrar ningún dato certero que allane su camino hacia la verdad. Visitó el domicilio donde vivieron sus padres biológicos, en Mengelle y Balcarce, pero encontró un comercio y no dio con nadie de aquella época.

“Es mucha distancia y mucha vida la que me separa de Cipolletti. Pero apelo a la gente de la ciudad, a su recuerdo. Tal vez alguien puede reconocer rostros, nombres, algún detalle de mi historia”, expresó la mujer.

Verónica Alejandra Imoberdorf

Análisis de ADN

Ante la sospecha de que hubiese sido apropiada durante los años más oscuros de la historia argentina, en la última dictadura militar, se realizó los estudios correspondientes para ver si su ADN era compatible con el de alguna persona desaparecida. Pero los resultados fueron negativos. “Mi muestra fue comparada con 114 grupos familiares, pero el banco nacional de rastros genéticos no está completo, de modo que no descarto nada”, advirtió.

De acuerdo a su partida de nacimiento, legal pero ilegítima, dijo que es hija biológica de sus padres adoptivos, y quien figura firmando su certificado es la doctora Carmen de Kroeck (Carmen Segonds, separada de Kroeck), quien actualmente vive en Cipolletti.

Su padre adoptivo fue Palmiro Nicolás Imoberdorf, un policía oriundo de Rafaela, ya fallecido. Su madre, Glady María Castoldi, está con vida.

“Ellos y todas las partes involucradas hicieron un pacto de silencio. Creían que hacían lo mejor al no decirme nada”, expresó.

Pudo saber que el 12 de diciembre de 1976 la bautizaron en la iglesia Don Bosco y que, a fines de ese mismo mes, se trasladó con su familia adoptiva a Rafaela, donde todavía vive.

Sus padrinos también fueron cipoleños: Pascual José Di Sisto (kinesiólogo, fallecido) y su esposa Betty Guiñazú.

“Siempre me contaron que nací en el Sanatorio Río Negro de Cipolletti, pero Di Sisto me dijo que en realidad nací en la Clínica Matter Dei, de la ciudad de Neuquén (ya no existe), que él mismo me fue a buscar, pero que no supo los nombres ni de mi madre biológica ni de la enfermera que me entregó”, manifestó.

Verónica Alejandra Imoberdorf

Algún dato puede cambiarle la vida

Verónica pide ayuda a quien pueda reconocer alguno de los nombres o datos que detalla, circunstancias de su nacimiento o a quien le vea algún parecido físico con algún conocido. “Cualquier dato, por insignificante que parezca, puede ayudarme en esta búsqueda”, acotó. Los que puedan colaborar pueden hacerlo en su muro de Facebook. “Solicito que difundan mi búsqueda y que llegue a cada rincón”, concluyó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario