Un cipoleño fue premiado en la Feria Puro Diseño

Nicolás Buforn se destacó por su silla Bajita con una impronta ecológica.

Se presentó en la Feria Puro Diseño 2017 y quedó seleccionado entre 300 expositores. A meses de volver al país, el cipoleño Nicolás Buforn se abre paso en los círculos más reconocidos del mundo del diseño y ahora cosechó una distinción en el evento internacional que cada año se celebra en el predio de la Sociedad Rural de Buenos Aires.

“Hubo tres ganadores, uno de ellos fui yo, con una silla que diseñé con un trasfondo ecológico bastante importante”, contó Buforn sobre su creación a la que denominó Bajita.

Te puede interesar...

“Mi objetivo era convertir algo descartado en algo inteligente. Hice una aplicación de un material reciclado, pedacitos de telas descartadas por empresas grandes. Aglutinadas con un pegamento a base de agua, se hace una superficie dura como la madera. El resultado es una pieza moldeada rígida completamente hecha de tela”, precisó sobre su propuesta que se originó a partir de su desarrollo en un master de diseño de muebles que hizo en Londres.

“Este material lo apliqué a una silla convencional pensando en que si hay una industrialización, se puede reducir, en un gran porcentaje, el uso de madera con algo que está siendo descartado porque las telas van directamente a la basura”, planteó el cipoleño.

En ese sentido, señaló que “el mayor problema está en las tinturas de esas telas porque no se degradan y son bastantes perjudiciales para el suelo y el ecosistema”. Es por eso que puso de relieve el valor ecológico de su iniciativa.

“Que hayan reconocido el trabajo que hice con ese producto es algo muy importante”, sostuvo el emprendedor de 36 años que en agosto regresó a Buenos Aires luego de pasar siete años entre Londres y Estados Unidos. “Haber podido encontrar un lugar en la feria es un buen comienzo para mí, como diseñador que está volviendo al país”, subrayó.

Por el mundo

Hijo de una familia cipoleña “de toda la vida”, Nicolás nació en la ciudad y creció en las inmediaciones del centro.

Como muchos estudiantes, a los 18 años se fue a Buenos Aires para convertirse en un profesional del diseño industrial. “Me recibí, trabajé en un estudio importante y en 2009 surgió la oportunidad de ir a Inglaterra para desarrollarme profesionalmente”, comentó.

Fue ahí donde un master en diseño de muebles le abrió las puertas a diversos trabajos en el territorio británico que enriquecieron su perfil.

En 2014, en tanto, desembarcó en Estados Unidos. Si bien el traslado fue para acompañar a su pareja, fue ahí donde dio el puntapié para lanzar su propio estudio. “Desarrollé lo que era mi línea y mi colección de muebles con una estética muy limpia, pura y lineal”, precisó y añadió que antes de regresar a Buenos Aires pudo exponer en la Feria de Diseño de Nueva York. “Esa fue la primera vez que mostraba al público mis productos”, destacó.

“Pasamos siete años en el exterior. Profesionalmente estaba cómodo pero las raíces siempre te hacen volver, uno nunca termina de ser parte de otro país”, dijo sobre los motivos de su retorno. En tanto no descartó volver a instalarse en la ciudad. “Mi familia sigue allá al igual que mi grupo de amigos. Siempre está la idea de volver, al que nace en Cipolletti le gusta la tranquilidad de los lugares más chicos”, expresó.

“Que hayan reconocido el trabajo que hice con ese producto es algo muy importante. Haber podido encontrar un lugar en la feria es un buen comienzo para mí”. Nicolás Buforn Diseñador industrial

Futuro

Sus proyectos más próximos

Mientras se prepara para exponer en septiembre en Casa FOA, el diseñador industrial cipoleño Nicolás Buforn continúa trabajando para seguir creciendo dentro de su actividad profesional, sumando clientes y generando ventas “para poder vivir de esto”. Casa FOA es un espacio de encuentro en el que diseñadores, arquitectos, decoradores y paisajistas seleccionados por su talento y prestigio comparten con el público sus búsquedas y sus hallazgos. El evento se realiza desde 1985 y participar en él da un importante prestigio a los profesionales, por lo que Nicolás lo aguarda con ansias. Por otro lado, el diseñador contó que se contactó con algunas universidades para volver a dar clases, tal como lo hizo cuando era ayudante en la Universidad de Buenos Aires y docente en la Escuela del Hábitat en Neuquén durante un paréntesis de seis meses que hizo en la región antes de viajar al exterior. De esta manera podrá volcar sus conocimientos, muchos de ellos adquiridos en su experiencia tanto en Inglaterra como en Estados Unidos, a estudiantes que comienzan a recorrer este interesante camino.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario