Tras la salida de CV1, nadie se hace cargo de los puentes carreteros

Desde el fin de la concesión de CV1, el abandono en la zona es total.

Desde el fin de la concesión de CV1, que tenía sus oficinas en el ex peaje, no se realizó más el mantenimiento de la Ruta 22 y 151 en la zona de Cipolletti. Vialidad Nacional debía coordinar con el Municipio las tareas, pero aún nadie se hace cargo y se dilatan las definiciones.

Los 79 empleados de la empresa CV1 acordaron la indemnización el 30 de junio pasado y abandonaron sus puestos de trabajo. Desde ese momento las oficinas fueron desmanteladas y se retiraron todas las maquinarias y vehículos del sector. Desde allí la concesión del corredor quedó en manos de Vialidad Nacional, quien debía coordinar los trabajos con el Municipio, pero hasta el momento no existe un acuerdo y nadie se encarga del mantenimiento.

Te puede interesar...

Según expresó el ex titular del corredor, Oscar Cañizares, la zona está sin mantenimiento, hecha un desastre. “Nosotros nos encargábamos de todo el mantenimiento vial de Ruta 22 entre el acceso a la Isla Jordán hasta la rotonda de Neuquén, y de Ruta 151 desde Illia. También de los puentes carreteros. Además, velábamos por la iluminación, la asistencia, la parquización y la limpieza. Muchos de los trabajos son de seguridad vial, y ahora está todo abandonado. Quienes cruzan el puente pueden ver que en la zona del ex peaje está todo lleno de piedras y eso es porque nadie ni siquiera barre la cinta asfáltica”, cuestionó Cañizares.

Agregó, además, que tras las intensas lluvias, lo más seguro es que el asfalto de los puentes y de la propia ruta se agriete, provocando nuevos baches. “Nosotros nos encargábamos de esos arreglos, y ahora no hay nadie. Eso es un peligro para los automovilistas. Los únicos que deben estar contentos con esto son los camioneros, porque tampoco se realizan más los pesajes de la báscula. Antes, aquellos vehículos que superaban las 25 toneladas no podían circular, pero ahora pasan cargas que superan los 40, afectando duramente el pavimento y la propia estructura del puente”, criticó.

Expeaje

“Ya no controlan el peso de los camiones. Antes, los que superaban las 25 toneladas no podían circular, ahora pasan cargas de más de 40”, dijo Oscar Cañizares, ex referente regional de CV1

¿Qué harán con el edificio?

Otra de las preguntas que surgió cuando se retiró CV1 de la zona, era qué iba a pasar con el edificio al ingreso de los puentes. La idea de demolición quedó desestimada, y por el momento se encuentra desocupado. “Nosotros logramos frenar el proyecto de demolición, y propusimos que funcione allí alguna oficina de Turismo, de control, o hasta la propia Policía. Pero está todo vacío, y corre riesgo de lo destruyan. Es una pena ver todo abandonado”, dijo Cañizares.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario