Siguen el piquete y el caos por el caso del taxista baleado

Se espera otro día complicado en el cruce entre Cipolletti y Neuquén.

Los taxistas neuquinos mantienen desde el sábado al menos tres cortes en distintos puntos de la ciudad, uno de ellos sobre la Ruta 22, en la zona de los puentes carreteros. Aseguran que no depondrán la actitud hasta conseguir que las autoridades de los gobiernos provincial y municipal les brinden alguna respuesta a sus demandas.

La protesta se inició luego de que el taxista Pablo Sánchez fuera baleado por delincuentes, el sábado alrededor de las 3:30, en La Pampa y Guiñazú. Se encuentra internado en la terapia intermedia del hospital Castro Rendón, en grave estado de salud.

Te puede interesar...

Ayer, los cortes de tránsito fueron totales aunque liberaban el paso vehicular durante 15 minutos cada media hora. La alternativa para cruzar a Neuquén fue el tercer puente, por donde se transitó con normalidad por tratarse de un domingo. Sin embargo, la situación podría complicarse hoy si la medida de fuerza se mantiene.

Además del corte en los puentes de la Ruta 22, los taxistas bloquean el tránsito en la Ruta Provincial 7, a la altura de la ex cerámica Zanon, en el acceso al aeropuerto Presidente Perón y en la zona de la terminal de ómnibus.

Por un lado, familiares de la víctima y sus colegas exigen justicia y que se detenga cuanto antes a los responsables del brutal ataque. Pero, además, la protesta tiene como objetivo que se adopten, de aquí en adelante, medidas de seguridad para salvaguardar la integridad física de los trabajadores del volante.

Hoy mantendrán reuniones con autoridades del gobierno provincial y también con la Policía, donde esperan que les acerquen alguna novedad. Del resultado de ese encuentro dependerá la continuidad de las medidas de fuerza.

En ese marco, se analizaría la posibilidad de trasladar a la Policía el sistema de monitoreo satelital, que actualmente maneja la Municipalidad. También se habló de aumentar la cantidad de operativos a la madrugada.

Por su parte, Rubén Sánchez, hermano de la víctima, aseguró: “No vamos a levantar los cortes hasta que no detengan a los agresores de mi hermano”.

El estado de salud de Pablo es crítico. Está luchando por su vida y, en caso de zafar, son muchas las posibilidades de que quede paralítico.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario