El clima en Cipolletti

icon
24° Temp
19% Hum
LMCipolletti cosecha

Se perfila una cosecha con una menor producción de manzanas rojas

Se aguarda el final de las heladas y en noviembre empezarán el raleo. Los productores observan una menor floración de las variedades rojas, lo que impactará negativamente en el volumen de la producción.

Te puede interesar...

Los chacareros atraviesan tiempos clave para la futura cosecha. Hasta principios del mes que viene, seguirá habiendo riesgo de heladas, como la que cayó la madrugada de ayer y que trajo sobresaltos y algunos daños. Por otro lado, en noviembre arrancan también los trabajos de raleo, fundamentales para asegurarse mejores rindes y calidad. Además, se observa con atención la evolución del dólar, cuyo precio está atrasado, según consideran en el sector.

A todo esto, hay un dato que resulta inquietante. Y se relaciona con la menor floración que se ha registrado de las variedades de manzanas rojas, que conforman el segmento más amplio de la producción regional. El fenómeno tendría causas naturales y estaría vinculado con el hecho de que el año pasado, al contrario, hubo una floración muy abundante y se suele dar la circunstancia de que, cuando esto ocurre, en la siguiente temporada se da una situación a la inversa.

El referente local de productores y regantes, Eduardo Artero, indicó, a propósito, que los árboles frutales suelen descansar de un año para el otro, después de un esfuerzo generativo importante. Lo cierto es que, en la actual época, la floración se ha presentado bastante menor y ello impactará en los volúmenes de la cosecha. Sin flor, no hay fruta, es la síntesis natural de la situación.

Manifestó que en las otras variedades de manzanas, las no rojas, la floración no ha presentado descensos, por lo que se espera alcanzar una adecuada producción. También la pera se viene perfilando para buenos rindes, aunque, en su caso, los chacareros se deberán enfrentar, otra vez, al problema de las ventas, con exportaciones que se mueven marcadamente al vaivén del dólar. Debido a esto, y con la divisa atrasada para las necesidades frutícolas, la pera parece que volverá a demostrar que el boom de su comercialización seguirá anclado en el pasado.

Artero enfatizó que en las chacras se transitan tiempos decisivos. Se espera que termine la época de las heladas sin mayores daños, en una lucha siempre desigual contra los elementos. Es que resulta mínima la proporción de tierras rurales que cuentan con riego por aspersión, la principal herramienta contra los fríos intensos. La mayoría solo puede acudir al anegamiento de sus predios, y esto si los productores están en turno para recibir agua. Otros, como pasó ayer, recurren a la quema de neumáticos.

En noviembre se terminará el período de heladas y en noviembre comenzarán las tareas de raleo. Tras la etapa de la poda, concluida hace unas semanas, los trabajos culturales que se vienen seguirán preparando, de la mano del hombre, el terreno para una buena temporada. Pero todavía falta para el desahogo de la cosecha. Y hay dos situaciones naturales que todavía pueden causar problemas a la producción: el granizo y el exceso de insolación. Artero dijo, por todo ello, que en las chacras nunca se descansa y a veces ni se duerme vigilando para hacer lo imposible con tal que no ocurra lo inesperado.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario