El clima en Cipolletti

icon
25° Temp
31% Hum

Municipales resolvieron continuar con las medidas de fuerza

La decisión se tomó en una asamblea del Soyem, después de una reunión entre la dirigencia con el intendente Di Tella, que terminó en un fracaso. El conflicto sigue escalando.

Los trabajadores municipales resolvieron en la tarde de este lunes continuar con las medidas de fuerza que vienen aplicando desde hace una semana en procura de un mejor acuerdo salarial con las autoridades del Ejecutivo cipoleño. La decisión se adoptó en asamblea, luego de que concluyera en un completo fracaso una reunión que la dirigencia de Soyem mantuvo al mediodía con el intendente Claudio Di Tella.

De esta forma, en la comuna seguirán por tiempo indeterminado con la retención de servicios y con el estado de asamblea permanente y movilización, en lo que ya es una conflicto que está adquiriendo una magnitud pocas veces vista y que sigue escalando.

Te puede interesar...

Cabe precisar que desde la noche del domingo hasta pasado el mediodía los municipales en lucha decidieron trabajar en forma normal para atender las necesidades más urgentes de los vecinos, a quienes no quieren perjudicar con las protestas.

En particular, se cumplieron tareas como la recolección de la basura acumulada desde el inicio de las medidas de fuerza y, en general, la jornada de ayer registró una actividad normal en las distintas dependencias de la comuna.

El gesto hacia la comunidad también permitió un paréntesis durante el cual Di Tella accedió a reunirse con la parte sindical. Por lo que se conoció, el encuentro fue respetuoso pero las partes se mantuvieron firmes en sus planteos, con lo que, al final, no se llegó a ninguna parte.

Se conoció que el intendente ofreció, a cambio de un levantamiento de las asambleas y acciones de lucha, evaluar mejoras puntuales hacia algunos de los trabajadores que revistan en las categorías inferiores. Esto no fue bien visto por los representantes obreros, puesto que los reclamos de mejoras en los ingresos pautados para el segundo semestre del año tendrían que beneficiar al conjunto del personal. Si no es así, no podrá haber un entendimiento.

Al final, la reunión quedó en nada, aunque el jefe comunal habría ratificado su intención de descontar los días no trabajados, algo que eventualmente podría analizar y revisar en el caso que se desistiera del plan de lucha.

Así las cosas, por la tarde se concretó una asamblea en la sede de Soyem, durante la cual se discutieron los acontecimientos de la jornada y los pasos a seguir. La conclusión a la que se arribó fue categórica, puesto que se decidió seguir adelante con las medidas de fuerza por tiempo indeterminado.

El titular del gremio, Marcelino Jara, dijo que los municipales no pueden seguir cobrando sueldos de 40.000 ó 50.000 pesos y fue categórico en cuanto a que cada trabajador debe poder alimentar, con lo que gana, a su familia. Algo que se les está volviendo muy difícil o directamente imposible por la inflación y la pérdida de poder adquisitivo de los salarios. Cunde el hambre.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario