Los resturantes cipoleños buscan subsistir como delivery

Ante el cuadro de situación actual ocasionado por la pandemia de coronavirus, los comercios apuestan a la entrega a domicilio.

Los pocos restaurantes que permanecen abiertos ante el aislamiento social obligatorio en Cipolletti tuvieron que adaptarse a trabajar solamente como delivery.

Una medida municipal los obligó a quitar mesas y sillas de los locales, expender a la distancia, recibir por teléfono diferentes pedidos y apoyarse en las aplicaciones de celulares para captar clientes.

Te puede interesar...

“Somos seis los que seguimos con las puertas abiertas. Nuestra situación ya era compleja ante la inflación, y con todo esto vamos a la quiebra. El sector está muy castigado”, dijo Verónica Pezo, titular del espacio La Rosolina, ubicado en la esquina de Irigoyen y Sáenz Peña.

Las medidas para evitar la circulación son tan estrictas en el sector, que si un cliente se acerca de manera personal hasta el lugar no pude ingresar ni permanecer adentro. Debe pedir desde la puerta y retirar allí mismo, sobre una mesa que se coloca en el ingreso.

Exceptuados

Uno de los nichos laborales que fueron exceptuados del aislamiento fue justamente el que se encarga del reparto de comida. “Es la única herramienta que tenemos, pero hay que calcular que las ventas se nos redujeron alrededor del 75%”, confió la comerciante gastronómica.

En conjunto, tienen previsto elevar una serie de pedidos: alquileres, luz y gas están a la cabeza del escrito que será presentado en el Consejo Deliberante.

“Sabemos que no estamos entre las prioridades, pero la cantidad de gente que trabaja con nosotros y no se pudo sostener es un número muy importante”, confió Pezo.

Lo que se ha implementado fue la reducción de cocineros, mozos y personal de refuerzo los fines de semana. Algunos se refugiaron con su familia para encarar el conflicto, otros propusieron un tiempo de sociedad para tirar juntos del carro.

Todos coinciden en que lo más triste ante el inmenso esfuerzo que cumple la gran mayoría es comprobar que, sobre todo por la mañana, el movimiento de los vecinos es muy intenso. “Que tanto esfuerzo en todo sentido sirva”, fue el deseo de los apremiados comerciantes.

LEÉ MÁS

"Cipoleños no cometan los mismos errores, están a tiempo de evitar el desastre"

Detectaron sobreprecios en un supermercado cipoleño

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario