El clima en Cipolletti

icon
20° Temp
42% Hum
LMCipolletti bar

Los inspectores municipales clausuraron otro bar cipoleño

Pusieron las fajas de clausura en Cognac bar, de calle Roca al 700, por reiterados incumplimientos de los protocolos de Covid-19. La Policía intervino y se llevó detenido al hijo de la dueña.

Inspectores municipales del área de Comercio clausuraron Cognac bar por no cumplir con los protocolos establecidos para reducir el riesgo de contagio por Covid-19. Desde el Ejecutivo municipal se indicó que el comercio había faltado a las normas de distanciamiento social, preventivo y obligatorio, en más de una ocasión. "Los incumplimientos fueron reiterados", se afirmó.

Pusieron las fajas de clausura preventiva hasta tanto el Juzgado de Faltas, que interviene en estos casos, dicte una sentencia. Hay varios pasos procesales previos a la multa, como la posibilidad de un descargo. Las actuaciones de los inspectores recién fueron remitidas al despacho de la jueza Cecilia San Pedro tras el fin de semana extra largo, de modo que en los próximos días habrá una definición en el caso.

Te puede interesar...

Fuentes del gobierno municipal informaron que los inspectores de Comercio clausuraron el bar durante la noche del domingo. Los inspectores intentaron así verificar las denuncias de los vecinos molestos que expresaron su queja y preocupación, luego de advertir que no se estaban cumpliendo los protocolos. "Había mucha gente, más de lo permitido, no respetan el distanciamiento ni usaban barbijos", indicaron.

Cognac bar está ubicado en la calle Roca 799. Abrió hace pocos meses. Su primera publicación en las redes fue en noviembre de 2020. "Somos un equipo de trabajo, que se ha formado hace varios meses, con el objetivo de crear este proyecto, el cual nos identifica mucho; no solo por su nombre, sino también por el espacio que hemos construido y diseñado especialmente para ustedes", dice en su muro de Facebook.

Desde sus inicios, el bar apostó fuerte al rock nacional e internacional, y a los acústicos de otros ritmos. Propuso a sus clientes un happy hour de 19 a 21.30, de miércoles a domingos, para ofrecer distintos tragos y comidas rápidas.

La noche del domingo, los inspectores municipales labraron una infracción y contaron, además, con la colaboración de la Policía. Personal de la Comisaría Cuarta acudió al lugar para garantizar el procedimiento. En un momento dado, la situación se tornó violenta. Hubo gente que insultó a los trabajadores de Comercio y los efectivos policiales se llevaron detenido al hijo de la dueña. "Fue por reaccionar contra el personal que realizaba el procedimiento", sostuvieron en el Municipio.

Clausura bar Cognac WEB02.jpg

Se recordó que en Cognac bar se llegó a la clausura preventiva porque los inspectores ya labraron tres contravenciones en ese lugar. El local tuvo otra en diciembre de 2020 y una más en febrero del corriente año.

Como antecedentes a Cognac bar figura Barba Azul, el local bailable que está en la rotonda de las rutas 151 y 22, donde la Policía detuvo a cinco hombres, tres mujeres y dos adolescentes por obstaculizar la tarea. Fue en enero pasado, y la multa que iban a pagar por una supuesta fiesta clandestina quedó sin efecto. Los responsables del lugar probaron ante el Juzgado de Faltas que había sido una juntada familiar permitida, de no más de 20 personas.

El otro antecedente fue La cancha bar, otro emprendimiento que arrancó con todo a fines del año pasado con una propuesta de food trucks al aire libre, en un salón de fiestas que está ubicado en la avenida Julio Dante Salto, camino a la Isla Jordán.

La buena vibra les duró poco cuando en enero pasado se viralizó el show de un bartender que pasó por algunas mesas sirviendo tragos de boca en boca. Ese lugar también fue clausurado.

Las restricciones siguen vigentes

Se recordó que desde el inicio de las restricciones, para evitar los contagios de Covid-19, el Municipio de Cipolletti es muy estricto respecto de las personas que violen la normativa y pongan en riesgo sanitario a la comunidad. Por eso, durante el invierno pasado, los concejales aprobaron la ordenanza que actualiza y establece multas altísimas para quienes violen las restricciones, organicen encuentros multitudinarios clandestinos y también para quienes asistan.

De acuerdo a la norma, todas las personas que realicen reuniones sociales entre grupos no convivientes en espacios públicos, serán sancionados con una multa de $20 mil para cada uno de los participantes. Además, para quienes incurran en el incumplimiento de la prohibición de realizar reuniones sociales entre grupos no convivientes en inmuebles privados, la multa también será de $20 mil para cada uno de los participantes, y una sanción que irá desde los $50 mil y hasta los $250 mil para el titular del inmueble en que la misma se realizara.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

9.2592592592593% Me interesa
66.666666666667% Me gusta
3.7037037037037% Me da igual
0% Me aburre
20.37037037037% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario