Los cipoleños respiraron humo tóxico una vez más

Hubo otra gran fogata en el basural. La Muni estima que las controlará en unos cuatro meses.

Los cipoleños volvieron a amanecer tapados por una nube de humo tóxico proveniente del basural a cielo abierto de El 30. Los gases y las fogatas mal controladas provocan incendios constantes que contaminan el cielo de la ciudad y generan un riesgo sanitario que afecta principalmente la zona más densamente poblada de toda la ciudad.

Desde Servicios Públicos afirmaron que están trabajando en el lugar para evitar las fogatas, entre otros problemas, pero reconocieron que durante los próximos cuatro meses es factible que continúen siendo habituales las quemas de basuras que provocan espesas nubes de humo.

A casi tres años de asumir, la nueva gestión municipal no logra encontrar la solución definitiva a los incendios en el basural que cubren de humo la ciudad. El problema comenzará a agravarse con la llegada del frío, ya que se sumará el humo de la quema de leña en las tomas para calefaccionar las viviendas.

Según explicó a LM Cipolletti el secretario de Servicios Públicos, Guillermo Fernández, se está trabajando constantemente en el lugar, pero que tardarán más de cuatro meses en finalizar las tareas de control. “En todo este tiempo es muy factible que los incendios continúen. Son trabajos de largo plazo y lo que buscamos es el saneamiento del terreno”, expresó el funcionario.

Ante los reiterados incendios, fuentes municipales han apuntado contra los recicladores por quemar basura para reducir las montañas de desechos. Y también explicaron que en la mayoría de los casos el fuego comienza por la reacción química de los diferentes gases que liberan los residuos.

Para el fuego de ayer, no hubo detalles sobre su origen. “Lo que pasó fue un nuevo incendio. Fue contenido con las máquinas y los equipos adicionales de riego. A veces el fuego agarra residuos plásticos o neumáticos y provoca humos pesados. Estamos trabajando arduamente para lograr el saneamiento”, comentó Fernández.

Reciclaje

Por otro lado, el funcionario reiteró que apuntan a proyectos de largo plazo para eliminar las fogatas y la contaminación. “Avanzamos en la prueba piloto de la separación en origen, compra de equipamiento, el montaje de la planta separadora de residuos y la creación de un área de contenedores. También mejorar las condiciones de trabajo de los empleados y los recolectores”, manifestó Fernández.

Además, ante las críticas que generan las humaredas, defendió la gestión municipal: “Duplicamos la capacidad de recolección con nuevos camiones, y en los próximos 15 días podremos empezar con el traslado del 35% de los residuos domiciliarios a la planta de Neuquén”, manifestó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario