El clima en Cipolletti

icon
29° Temp
10% Hum
LMCipolletti Chacras

Las heladas terminan con los pocos productores que van quedando

El fenómeno climático se ha ensañado con la fruticultura regional. Los perjuicios del más reciente evento son grandes y todavía se están evaluando. No hay más de 30 chacareros en la ciudad.

"Los productores están en vías de extinción y fenómenos como el de las recientes heladas van tumbando a los que todavía quedan", reflexionó ayer el referente de los chacareros y regantes locales Eduardo Altero, quien aseguró que en cada temporada se reduce el número de los propietarios de chacras que siguen en la actividad frutícola. Afirmó que hoy, en la ciudad, no son más 20 ó 30 los que siguen subsistiendo, cuando en sus mejores épocas rondaron los 700.

Una vez más, la Naturaleza ha manifestado el rigor devastador que puede traer aparejada para la principal economía del Valle. Las temperaturas bajo cero de días atrás vinieron a completar el desastre que una anterior gran oleada de frío intenso en octubre provocó en los montes frutales.

Te puede interesar...

Artero expresó este miércoles que todavía se tiene que hacer una evaluación concienzuda de los daños que el clima ha generado. En lo que hace a la ciudad, se sabe por ahora que el impacto ha sido muy fuerte en algunos sectores rurales y no tanto en otros, pero habrá que esperar unos días para tener un panorama más definido.

Ocurre que las heladas dañan las frutas pero el efecto completo solo se puede apreciar mejor en un par de semanas. Y es que, al estropear la pulpa, la fruta tiende a deformarse y, en el peor de los casos, a secarse y caer.

Indicó que los perjuicios han sido significativos, por lo que ahora se sabe, no solo para la producción de manzanas y peras, sino también de nueces, cerezas, almendros y, en especial, para los viñedos del Valle. También ha afectado los cultivos hortícolas.

"Situaciones como esta terminan por dar el golpe final a muchos productores que ya vienen castigados de mucho antes. Por ejemplo, hay productores a los que las heladas de la temporada pasada les tumbó la producción. Pese a todo, decidieron prepararse para una nueva temporada y ahora les cae otra helada. Esto los termina por sacar de la actividad", enfatizó.

Afirmó que los chacareros son una "especie en extinción" y que en la fruticultura se siente el predominio cada vez mayor de empresas que integran toda la cadena productiva y de comercialización y que, por ello, tienen "más espalda" para afrontar los vaivenes propios de la labor agrícola.

Expresó que el puñado de productores que quedan en Cipolletti son el fiel testimonio de una realidad muy triste y descorazonadora, y recordó que los problemas de fondo siguen sin solucionarse y prácticamente no existen, por ejemplo, las defensas antiheladas. Lo concreto es que, en su opinión, el propio Valle está sumido en un proceso cada vez peor de pérdida de su potencialidad, puesto que de las más de 60.000 hectáreas que hubo en actividad en un pasado cada vez más distante hoy ya no quedan más de 25.000.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario