El clima en Cipolletti

icon
20° Temp
26% Hum

La coparticipación del Municipio cayó en picada por la pandemia

La transferencia de fondos se desplomó un 40 por ciento, por efecto de la recesión producida por la cuarentena.

El Municipio sintió fuerte el cimbronazo de la inactividad que ha supuesto para la economía la pandemia y las restricciones de la cuarentea para combatir la enfermedad. La coparticipación y la recaudación propia han caído en forma considerable y, por eso, por ahora la comuna únicamente tiene previsto cumplir con los servicios básicos, pagar los salarios del personal, mantener la contención social y concretar únicamente las obras empezadas y algunas otras que es factible desarrollar en este difícil momento.

Por ahora, resulta "imposible" para el Ejecutivo cipoleño instrumentar un bono para los trabajadores que han continuado con sus tareas, pese a la cuarentena y, mucho menos, hablar de un incremento general de haberes, lo que quedará pendiente para una mejor ocasión, probablemente, cuando se recuperen las cuentas.

Te puede interesar...

El intendente Claudio Di Tella manifestó que, al presente, la coparticipación, en términos generales, se ha derrumbado un 40 por ciento, debido a la baja percepción de ingresos por parte del Estado nacional, que viene priorizando el cuidado de la salud de la población y la lucha contra el coronavirus, además de disponer de fondos de emergencia para la ayuda social.

Precisó, además, que la recaudación propia, fundamentalmente a través de las tasas, ha experimentado un descenso de entre un 15 y un 20 por ciento, un nivel muy significativo por la histórica predisposición de la comunidad a cumplir con sus obligaciones. Sin embargo, la cuarentena y las limitaciones afectaron las posibilidades de pago y de cobro, lo que trajo como consecuencia la baja en los números.

"En este contexto, solo podemos pensar en brindar los servicios municipales y asegurar el pago de los salarios", enfatizó, y enseguida agregó que también, mientras perdure la crisis sanitaria y su impacto directo en la economía, continuará la labor de asistencia a los sectores más vulnerables de la sociedad.

Entre las obras, se prevé seguir adelante con la pavimentación iniciada en el barrio Manzanar y se avanzará en similar trabajo en calle Maestro Espinoza. Además, se concretará la bicisenda que está proyectada en Alem. Se proseguirán los preparativos de otras iniciativas de magnitud, pero para el momento en que la pandemia esté ya más controlada y se hayan recuperado los ingresos. "Algunas de las grandes obras que queríamos realizar quedarán para el último trimestre o bimestre del año", expresó el titular del Ejecutivo.

No habrá bono, ni aumento salarial

El intendente Claudio Di Tella fue categórico en cuanto a que las cuentas del Municipio”no permiten hoy pensar” en otorgar un bono a los empleados que han seguido con su actividad habitual durante la cuarentena ni tampoco en la posibilidad de concretar una suba de haberes para el conjunto de la planta de personal.

De este modo, el jefe comunal dio por tierra con las expectativas de los gremios. Di Tella también desechó cualquier posibilidad de una discusión salarial con los sindicatos y dijo que habrá que aguardar, a la finalización de la emergencia sanitaria.

LEÉ MÁS

Río Negro y Neuquén intensifican los controles en los puentes

Los empleados de comercio quiere opinar de protocolos

Usuarios se quejaron del transporte público y la Municipalidad reforzará los controles

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario