En Las Grutas ya apresaron a los perros de la playa

La medida se tomó para evitar que ataquen o muerdan a los veraneantes en Las Grutas.

En la playa de Las Grutas ya implementaron la decisión de encerrar a los perros que estén sueltos. Poco después del anuncio, se improvisaron caniles bajo los refugios de los guardavidas y comenzaron a alojar allí a los animales.

La medida la adoptó la Delegación Municipal de San Antonio Oeste en Las Grutas para evitar que los animales, algunos vagabundos y otros con dueños, provoquen incidentes. Se registran varios casos de personas mordidas –el viernes un nene fue atacado en el rostro-, y también han embestido gente cuando corren en tropel por la arena, además de que suelen atacar las embarcaciones y kitesurfistas cuando navegan cerca de la costa.

Te puede interesar...

El Municipio informó que el viernes por la tarde atraparon a uno de los ejemplares considerados agresivos y lo llevaron a los caniles que construyeron en un depósito estatal.

La tarea continuó ayer en la zona de la Tercera Bajada, donde los Guardavidas fabricaron una jaula con una malla sima debajo del refugi. Los rescatistas contaron con el acompañamiento de la Asociación Protectora de Animales Las Grutas, cuyas integrantes –identificadas con remeras coloridas- colaboraron para interceptar a los canes.

En su mayoría se mostraron dóciles. Se arrimaban sin mucho recelo cuando los llamaban con silbidos, y no intentaban evitar que los metan en el improvisado recinto, al que rodearon con una media sombra para no exponerlos al sol. También les daban agua y alimentos.

La idea es erigir bajo los refugios de cada bajada un enrejado para recluir a los perros, al menos durante la tarde, cuando aumenta el público y son mayores los riesgos.

Estiman que a lo largo de todo el sector balneario, entre la bajada Cero y la Séptima, andan cerca de 50 animales.

Algunos son vagabundos, mientras que otros tienen dueños, que los dejan sueltos en la arena.

La decisión se adoptó para evitar nuevos ataques en la playa. También se busca frenar otras complicaciones. Por ejemplo, ayer había una maratón por la playa y no querían que los perros interfirieran. Muchos recuerdan el verano de 2016 cuando un Boca-River con Enzo Francescoli y el "Patrón" Bermúdez se interrumpió varias veces porque los animales se metían a la cancha para correr detrás de la pelota.

--> Interrumpieron un Boca-River

Ayer, la necesidad de encerrar a los animales se aceleró porque se corría una maratón por la playa. Muchos recordaron que en 2016 cuando se organizó un partido entre viejas glorias de Boca y River, el encuentro debió interrumpirse en varias oportunidad porque los perros corrían detrás de la pelota.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario