El restó que apuesta a las frutas y verduras para capear la pandemia

Es un caso testigo de las trabas que muchos observan a diario. El local está en Villegas 186. Pide al Municipio que le permita vender combos de vegetales.

Chef's Hause es uno de los restaurantes cipoleños que sólo puede hacer delivery de viandas mientras dure la cuarentena obligatoria. Hace algunos días, a su dueño -Alejandro Cáceres- se le ocurrió que podía capear los estragos que está causando la pandemia de Covid-19 con la venta de combos de verduras y frutas. Vio que era una salida posible y sostenida en el tiempo; y que entusiasmaba también a sus clientes.

Alejandro quiso reinventarse con los mismos vegetales que procesa en la cocina para elaborar viandas y pidió permiso a la Muni. Pensó que así iba a poder mantener su negocio y no pegar el portazo, en medio de una crisis que es la sentencia de muerte para muchas pymes.

Te puede interesar...

Sin embargo, lejos de conseguirlo, inspectores municipales de Comercio le cayeron al restó para notificarlo por acta que si vende verduras y frutas recibirá una multa y la clausura preventiva.

De acuerdo a la nota que envió por correo a la titular del área, Liliana Nasimbera, dijo que deseaba tener en el frente del local, y no en la vereda, un despacho de verduras y frutas, con el fin de tener otro ingreso hasta que los restaurantes puedan abrir con normalidad.

Reclamo

"Quise hacer delivery de frutas y verduras con los clientes del local. Estos son productos que trabajo en la cocina y es una buena salida para tener una diaria. Y no me parece que si acerco lo que cocino todos los días, de otra manera, atente contra el Municipio y la manipulación de alimentos", sostuvo el comerciante.

También fue en persona a hacer el reclamo, pero no le supieron dar una respuesta. Y cuando comenzaba a tomar forma e impulso la idea, los inspectores municipales le pusieron un freno.

"No puedo tener ahí la mercadería, no puedo trabajar con verduras y frutas que no estén procesadas, ni aceptaron que haga el cambio de rubro o lo incluya porque me dicen que están en situación de emergencia. El restó reúne todas las condiciones, pero la respuesta es un no, sin ofrecer una explicación lógica", comentó el chef del restó.

Alejandro es chef y abrió su local comercial el pasado 15 de enero, con cenas en pasos, sushi y cenas privadas con clases de cocina demostrativa para amateurs. Nada de esto puede hacer hoy.

Se le ocurrió que el restó podía sumar con el delivery de vegetales. Algo parecido impulsó otro comerciante en Neuquén, que tiene una cervecería en plena calle Roca y en abril comenzó a vender frutas y verduras, alternando con sandwichería que prepara en el local. Pero, en el caso de Alejandro, rápidamente tuvo que poner en pausa la iniciativa, hasta que la Muni le permita el cambio o la inclusión del rubro.

"Es un restó que hace delivery con menús diarios y toda la reglamentación que piden. Sólo queremos agregar estos combos de frutas y verduras. Es otra forma de vender los productos que tengo en la cocina, nada más. Además, la gente lo pide. Tampoco puede comprar la comida todos los días. Es real, y yo me adapto", indicó Alejandro.

Y prosiguió: "La verdad que no me siento cómodo mostrando estas cosas, pero me parece que es una buena chance para los gastronómicos que están pensando si siguen o se bajan, directamente, con empleados y todo. Este era un recurso más que no solo a mí me sirve, creo que le puede servir a otros restaurantes, para pasar el trago amargo que estamos viviendo. Puedo asegurar que si esto se puede hacer, muchos lo podrían hacer y muy bien; y así podrían sobrevivir los del rubro".

Trabas absurdas

Al comerciante le pareció "injusto" que le prohíban vender los productos con los que trabaja en el local, ni le permitan cambiar o incluir el rubro. Incluso consideró que "las trabas absurdas al desarrollo de la actividad comercial son más peligrosas que el mismo Covid-19. Están atando de pies y manos a gente que no vende porque sí, sino para pasar esta pandemia".

En efecto, muchos otros comerciantes han expresado su queja y malestar por todas las limitaciones que tienen para trabajar en este contexto. Advierten que las reglas cambian minuto a minuto y que existe un gran desconocimiento sobre la aplicación de la norma.

Puntualmente, Alejandro entiende que a algún verdulero le puede molestar y denuncie la situación, pero aseguró: "Hoy podría ser la salida para un montón de restó que saben hacer pastas, panes, postres. No sé por qué impiden que uno genere trabajo".

En lugar de poner el foco de atención ahí, cree que Comercio debería asegurar que los productos sean seguros y lleguen en buenas condiciones a los clientes. "Hay un montón de cosas más importantes que esto", concluyó, a la espera de que su reclamo pueda ser reconsiderado.

Confían en otra apertura

Desde la Cámara de Industria y Comercio, reconocieron que hay trabas, pero las vincularon a la pandemia. Otros comercios, además, están peor porque ni siquiera pueden abrir. Confiaron que haya una apertura distinta la semana que viene y recordaron que a través del organismo que representa a las pymes pueden tramitar este tipo de permisos. Tal vez no puedan encontrar la solución, pero defenderán los derechos de los comerciantes para encontrarle la vuelta al problema o la necesidad que se presente.

LEÉ MÁS

Unas 700 madres cipoleñas reclaman la Tarjeta Alimentar

Se rompió un acueducto en calle Pacheco y el tránsito fue un caos

Se viene el tendido de fibra óptica en Cipolletti

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario