El neuquino que la rompe en China con sus boleadoras y zapateo de malambo

Con apenas 19 años, Enzo Nievas dejó todo para brillar con otros jóvenes argentinos en Chimelong Circus, un gigante del entretenimiento del populoso país de Asia Oriental.

Por Analía Castro - castroa@lmneuquen.com.ar

Las redes sociales volvieron a ratificar su poder como vidriera de cara al mundo. A partir de una foto y de un video, años de pasión y esfuerzo encontraron su caja de resonancia en una plataforma digital que, de un momento a otro, se convirtió en un elemento clave para la historia de Enzo Nievas, el joven malambista neuquino que conquistó al público chino.

Te puede interesar...

Su vocación arrancó desde muy chiquito o, como suele decir él, lo acompañó “desde siempre”.

Con el folclore en su ADN, Enzo dio sus primeros pasos de baile en su casa, contagiado por el gusto de su mamá, Flavia, hasta que el juego con boleadoras despertó un inusitado interés por el género que lo llevó a su temprana consagración en los escenarios locales e internacionales.

Luego de pasar por la agrupación Ruca Raihue y otros conjuntos folclóricos de la región, decidió abrirse camino en solitario y medirse en diferentes competencias. En 2015, su participación en el Festival Folk Monção fue una prueba de fuego y un antecedente de lo que ocurría tres años después. Con apenas 15 años, se instaló un mes en España y Portugal para representar a la Argentina, con una delegación de artistas de los cuales era el único menor.

Al año siguiente, se puso en contacto con su principal ambición: el Festival Nacional del Malambo de Laborde. Después de pasar la preselección local, exhibió su talento ante el multitudinario público del evento cordobés en la categoría juvenil y replicó la experiencia en 2017.

El punto de inflexión llegó en febrero del 2018, cuando los videos de sus performances, posteados en sus redes sociales, le abrieron las puertas a la gran oportunidad de su vida. Un integrante de la compañía “Puro Gaucho” lo contactó para llevarlo a China con el fin de que se sume a su elenco, integrado por otros jóvenes artistas argentinos. Lo que primero fue tomado como una broma por su familia, se convirtió en una posibilidad concreta que le cambiaría la vida.

Embed

La propuesta implicaba dejar todo, viajar solo a un país lejano con una cultura completamente diferente, adecuar su técnica a “un malambo con mucho show y botas fuertes” y comprometerse con una rutina exigente para ser parte de uno de los espectáculos más convocantes de Chimelong International Circus, un gigante del entretenimiento “estilo Disney”, que cuenta con cinco parques temáticos con numerosas atracciones.

“Me vieron en Instagram y en Facebook y empezaron a investigar sobre mi vida, a qué me dedicaba, y me escribieron porque estaban buscando gauchos para llevar a trabajar allá. Yo dejé en pausa mi preparación para el Laborde, empezamos a charlar, me pidieron muchos videos y ahí salió todo para ir para China”, contó Enzo en diálogo con LM Neuquén, a días de regresar a la ciudad para disfrutar de sus vacaciones.

“Yo tenía 19 años, recién los cumplía. Estaba en el sexto año de la EPET 8 y tuve que terminar la escuela a las apuradas, hacer trámites para que me adelanten las evaluaciones porque me tenía que ir en octubre. Me recibí, terminé la escuela un viernes y un lunes me fui para China”, recordó.

AM-circo-imperial-china-(11).jpg

“El malambo es mi vida”

“Mi familia siempre me apoyó, quiere lo mejor para mi. El malambo es mi sueño, mi vida, una forma de vida. Fue difícil tomar la decisión. En ese momento me dijeron ‘necesito que me digas ya’ y yo acá con el tema de la escuela, lanzándome a algo totalmente diferente. China además es un país muy raro, pero mi familia me ayudó, me dijo: ‘Metele para adelante, que es algo único’”, contó el joven de 20 años.

“Ni fiesta de egresados tuvo”, comentó su mamá, quien lo acompañó a hacer una producción de fotos al Paseo Costero de Neuquén. Mientras lo ayudaba con los cambios de vestuarios, la mujer confesó que, en un primer momento, creyó que su hijo estaría de vuelta a los dos meses. Sin embargo, pasó ya más de un año de aquel pasaje de ida que derivó en un nuevo contrato para 2020.

Antes de pisar el continente asiático, Enzo conoció a otro malambista porteño convocado por “Puro Gaucho”, con el que compartió emociones, inquietudes y la adrenalina de hacer pie, por primera vez, en una geografía con una idiosincrasia desconocida, a miles de kilómetros de sus afectos.

“Fue un viaje larguísimo de tres días y allá nos recibieron muy bien. Ellos son argentinos y están hace tiempo allá, así que nos ayudaron mucho”, dijo Enzo sobre los integrantes de la compañía que lo contrató, quienes le facilitaron su adaptación.

AM-circo-imperial-china-(1).jpg

“Luego uno va aprendiendo a manejarse, también un poquito el idioma como para comunicar lo básico porque el chino es muy difícil”, manifestó antes de reconocer que le resultó duro pasar los tres primeros meses.

“Yo soy muy familiero, estuve en Neuquén toda la vida, amo a Neuquén, así que irme de un día para el otro a un lugar completamente diferente fue un poco difícil. Pero me dio fuerza hacer lo que amo y también mi familia. Lo que más extrañé fue la familia y la comida, el asado”, aseguró antes de hablar de boom del malambo en el populoso país asiático.

“Los chinos se vuelven locos por el malambo, extremadamente locos. El malambo show, gracias a Dios, se está viendo en todo el mundo”, postuló sobre la tradicional danza aggiornada que hace unos años revolucionó la televisión norteamericana con la participación del grupo Malevo en el popular reality America’s Got Talent, y en agosto de este año con las gauchas empoderadas de la agrupación Revolution Queens.

“Nosotros estamos acostumbrados al malambo de botas negras, bombacha, sombrero y allá es otro tipo de vestimenta, más de espectáculo”, diferenció.

“Usamos pantalón bien apretado, pelo mojado, botas rojas. Siempre tenemos que estar con toda la furia, gritando”, describió y agregó que la propuesta artística en la que participa cuenta con la actuación de ocho bailarinas y una potente puesta de luces.

Hasta el fin del mundo con esta bandera hermosa♡.•N e u q u é n.

“Chimelong Circus es una empresa muy parecida a Disney que contrata artistas de diferentes partes del mundo. Allá el circo no para nunca. Trabaja de lunes a lunes y el show se llena todos los días”, explicó.

“Chimelong no es conocido acá porque los chinos son muy cerrados, China es un país muy cerrado, pero allá es una empresa muy conocida. Tiene parques de diversiones, acuáticos; y el circo no es como los que conocemos acá: es un teatro inmenso, no itinerante. con una capacidad para ocho mil personas. En un día normal van dos mil”, puntualizó.

Como en Disney

A la hora de hablar de su rutina, Enzo contó que convive en un hotel con sus 12 compañeros de elenco en la cuidad de Zhuhai, ubicada en la provincia de Guangdong, al sur de China.

“Son todos de Buenos Aires, excepto otro chico que es de Córdoba y yo, que soy del sur. Y el complejo es como Disney, hay un hotel donde vivimos los artistas y te ponen colectivos para que vayas a trabajar. Un show por día tenemos seguro, los 365 días del año. En temporada alta llegamos a tener de dos a cuatro presentaciones. En esa época estamos metidos en el circo, de 10 de la mañana a 10 de la noche”, detalló.

“Como hacemos el show todos los días, no necesitamos ensayar, pero sí entreno mucho la parte física para tener mayor rendimiento”, aclaró.

Entre las numerosas experiencias que vivió en el último año, Enzo destacó la escapada a Tailandia y a distintos puntos de China que pudo hacer, luego de acumular días de franco. “Aún no tuve posibilidad de ir a la Muralla China, es algo que tengo pendiente”, advirtió. “Igual, lo que más recato es el crecimiento artístico y conocer a personas de otras partes del mundo, lo que te lleva a hablar inglés y aprender otros idiomas. Eso es lo más lindo, compartir música, comida, cultura”, recalcó el joven neuquino.

Con un ticket de regreso para febrero del año que viene, Enzo disfruta del día a día con su familia y amigos en su lugar en el mundo. Aunque es consciente de que su paso por China le otorga un posicionamiento inmejorable en el ámbito artístico y que seguramente sea el pase a nuevos desafíos, Enzo no deja de soñar con consagrarse en la categoría mayor del Festival Nacional de Malambo de Laborde y no pierde de vista su principal objetivo: “Dar lo mejor para dejar al malambo, a la Argentina y a Neuquén en lo más alto”.

"The dragon show" ➡️Una hora y media de show resumida en 45 segundos con mas de 300 artistas en escena, escenario acuatico y un teatro inmenso con una estructura increible..Estoy feliz y agradecido de poder ser parte de esta experiencia unica y hermosa.¡GRACIAS VIDA!❤️, Gracias a mi familia y a mis amigos que me apoyan siempre. Gracias infinitas @purogaucho .....#China2019 #PuroGaucho #ChimelongCircus #ArgentinosPorElMundo #MalamboShow #CircusLife #GauchosPorElMundo #Neuquén @neuquen.cultura #SerArgentino @neuquentur

LEÉ MÁS

Anabela Ascar podría quedar en la calle

El protagonista de Aladdin cayó en desgracia: no consigue trabajo

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario