El clima en Cipolletti

icon
Temp
58% Hum
LMCipolletti barrio

El barrio cumplió 20 años con parte de sus vecinos sin electricidad

  Los vecinos no dejan de luchar y organizarse para conseguir mejoras en sus condiciones de vida. Pero se enfrentan a la precariedad de su red eléctrica y dependen de un camión cisterna para el abastecimiento de agua.

Los vecinos del barrio 2 de Agosto recordaron este martes los 20 años de la fundación del barrio y lo hicieron con un sabor amargo porque justo en la actualidad hay un sector de viviendas que está sin electricidad hace cinco días. Hacia la tarde, seguía sin solucionarse la falta de suministro. Y es que la barriada, que surgió como un asentamiento, sufre permanentes problemas con los servicios básicos de que dispone, que son precarios y fallan con frecuencia.

A todo esto, el otro gran inconveniente que padece la población está relacionado con la carencia de una red de agua potable. Los efectos de esta carencia se sienten con toda crudeza durante el verano, cuando no dan abasto los 1.000 litros de agua que reparte por familia y por semana un camión cisterna del Municipio.

Te puede interesar...

Un grupo de vecinos se reunió este martes al mediodía en el ingreso al barrio para rememorar los 20 años transcurridos. Fueron adultos y niños que se congregaron para testimoniar la realidad del sector. Algunos portaban carteles, con leyendas como las siguientes: "20 años barrio popular 2 de Agosto. Regularización ya!" y "Feliz cumple Bº 2 de Agosto. 20 años de lucha. Basta de vivir en el olvido!". El primer cartel lo sostenía un hombre adulto, y el segundo, una niña.

Al presente, el núcleo poblacional cuenta con el reconocimiento como barrio popular de la ciudad, al haberse inscripto, oportunamente, en el Registro Nacional de Barrios Populares (Renabap). Las familias residentes cuentan con el certificado de vivienda que emite tal repartición y esperan avanzar en la regularización de las tierras y la urbanización lo antes posible.

Sin embargo, con frecuencia surgen problemas por la precariedad de los servicios existentes en el lugar. Así, un grupo grande de viviendas está en la actualidad sin suministro eléctrico hace cinco días. Personal del Municipio se acercó el martes al lugar para constatar lo que está ocurriendo pero no pudo solucionar nada. Como otras veces, se aguarda la presencia de Edersa para que se efectúen las reparaciones pertinentes.

La vecina Belén, como quiso identificarse, expresó que las dificultades con la electricidad son permanentes, puesto que se registran grandes variaciones en la tensión, pasándose de marcas elevadas, muy por encima de lo normal, a otras muy bajas, todo el tiempo, con los consiguientes perjuicios para los aparatos electrodomésticos.

Habitualmente, los desperfectos de la red suelen originarse en un transformador, cuya fusilera sale de servicio por las sobrecargas y vaivenes del sistema. Trabajadores de Edersa se encargan de reparar las fallas, pero esta vez no han aparecido y se los sigue esperando. Cinco días sin luz, en pleno invierno, no resulta para nada agradable, es más, resulta peligroso.

Otra vecina, Vanessa, manifestó que han sido los propios vecinos quienes, en estos 20 años, se han encargado de proveerse de los servicios más básicos, precarios, pero que han permitido la existencia del barrio. Ahora, han gestionado ante la Secretaría de Integración Socio Urbana de Nación la instalación de 200 pilares eléctricos e instalaciones intradomiciliarias y ya está pronta a comenzar la obra. Incluso, ya se está capacitando a los pobladores que concretarán los trabajos.

Para la pobladora, es tiempo también de que el Municipio avance en la regularización de las tierras, en el camino de la urbanización general del barrio. Y es que 20 años es mucho tiempo y los vecinos merecen una mejor calidad de vida. Por ejemplo, necesitan contar con una red de agua potable y dejar de depender del camión cisterna que pasa por los hogares al ritmo que tiene pautado y que en verano deviene muy insuficiente.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario