Denuncia por la perrera de la Isla Jordán

Habría incumplimiento de deberes en la atención del refugio canino.

La agrupación Guardería Canina de la Isla Jordán presentó una denuncia contra autoridades del Municipio por un presunto incumplimiento de los deberes de funcionario público, a raíz de lo que se considera una falta de concreción de los compromisos asumidos para mejorar las instalaciones del refugio canino y las condiciones de vida de las mascotas que están alojadas allí.

La acción judicial se concretó el viernes en la Fiscalía 3, a cargo de Matías Stiep, y en la que ya hay radicadas otras dos denuncias de la organización proteccionista. Una de ellas por el destino de los 8,5 millones de pesos presupuestados para el área de Zoonosis y Vectores, y la otra, por la venta y uso de pirotecnia en la ciudad pese a las prohibiciones existentes.

Te puede interesar...

El nuevo cuestionamiento lo formuló la referente de la agrupación, María Acosta, y contó con el respaldo del Instituto de Derecho Animal de Neuquén, que preside la abogada Julia Busqueta.

Para la dirigente, el actual gobierno municipal prácticamente ha desatendido la guardería y en los tres años y ocho meses de mandato solamente construyó un cerco perimetral, puso algunos aspersores de riego y levantó un espacio físico para que coma el personal. Pero no construyó ni un solo canil nuevo, sigue sin reponer la iluminación nocturna, da una mínima alimentación a los canes, casi no les brinda atención veterinaria, no promociona en forma debida la adopción responsable y no realiza tareas de limpieza y mantenimiento en la medida que sería menester.

La gota que rebalsó el vaso y que motivó la tercera denuncia contra las autoridades ocurrió la semana pasada cuando se conoció que había quedado un único empleado municipal para atender el refugio y a las 500 mascotas que superpueblan el predio.

El lunes, otra fiscal, en este caso Rocío Giñazú, citó a funcionarios municipales y a Acosta a un encuentro de conciliación. Participaron el director de Fiscalización, Juan Carlos Colombo, y el director de Zoonosis y Vectores, Juan Pedro Díaz, además de abogadas del Instituto neuquino.

La referente manifestó que el Municipio prometió disponer de dos empleados más esta semana y completar el plantel habitual de cinco la próxima. Sin embargo, casi no hubo respuestas por los compromisos asumidos en un convenio entre las partes meses atrás. “Está claro que en el Municipio hay un nulo interés por la guardería”, enfatizó Acosta.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario