El clima en Cipolletti

icon
Temp
61% Hum
LMCipolletti crecida

Se mantiene el alerta por la crecida de los ríos

Desde este lunes subirán los niveles del Limay y el Neuquén, con impacto en el Negro. La Muni cipoleña sigue con el operativo de control en los barrios ribereños.

A partir de este lunes se producirá un nuevo aumento del caudal de los ríos Limay y Neuquén, por lo que tendrá repercusión directa en el Negro.

Los altos niveles se mantendrán durante toda la semana, aunque no se descarta que se mantengan con posterioridad debido a las intensas lluvias y nevadas que se registran en la zona cordillerana.

Te puede interesar...

Hasta el domingo, por el Neuquén se erogaban desde El Chañar 470 m3/segundo, pero el lunes aumentará a 490 y el martes llegará a los 520, y así se mantendrá al menos hasta el viernes.

Mientras que por el Limay será un poco menor, ya que se liberaban desde Arroyito 900 m3/seg, y se elevará a 905 en los días siguientes.

En consecuencia el río Negro que en la víspera transportaba 1370 m3/seg, llegará hoy a 1395 y a 1.425 el resto de la semana.

Ante este panorama el municipio de Cipolletti mantiene el operativo de control en los barrios ribereños ante el riesgo de inundaciones.

La labor se hacía más compleja por el persistente temporal de lluvia desatado al inicio del fin de semana que recibió hasta una nevada, a lo que hay que añadir el intenso frío.

Desde el área de Protección Civil se informó que mantienen las recorridas por los sectores poblacionales ubicados cerca de los ríos, como Cinco Esquinas, Costa Norte, Costa Sur, Labraña e Isla Jordán, donde vienen padeciendo la crecida desde hace semanas.

Se indicó que hasta el momento no hay personas evacuadas, pero que frente al anticipo de la AIC se prevé un espacio para albergar a vecinos, pues se teme que se puedan incrementar las complicaciones.

Las intervenciones realizadas hasta el momento fueron a raíz de las lluvias. En este sentido, se precisó que asistieron a una familia de María Elvira y a otra de la Isla Jordán que requerían paños de nylon para protegerse del agua.

En tanto que personal de Servicios Públicos con Protección Civil limpiaban los residuos arrastrados hasta las bocas de tormenta en distintos barrios y en la zona céntrica para permitir un mejor escurrimiento que evite la abnegación de calles.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario