El clima en Cipolletti

icon
10° Temp
70% Hum
LMCipolletti Ambiente

Cipoleño experimenta con un tubo que mata virus y bacterias

El tubo o lámpara ultravioleta desinfecta ambientes contaminados, en pocos segundos (hospitales, ambulancias, colectivos). Aplica contra el Covid-19.

Por Guadalupe Maqueda / maquedag@lmneuquen.com.ar

"Yo no hice nada del otro planeta, armé algo que ya está aprobado en otros países y se utiliza muy bien para esterilizar cualquier tipo de ambiente. La frecuencia de rayos ultravioletas, de onda corta, que irradia el tubo germicida, destruye el ADN de virus, bacterias, hongos, todo tipo de gérmenes, al instante. Pueden estar sobre la superficie, e incluso en el aire, elimina todo", contó Edgar Fracchia, el cipoleño que experimenta con esta herramienta en el taller de su casa.

Te puede interesar...

En diálogo con LM Cipolletti, el comerciante aclaró que no piensa usufructuar con esta lámpara ultravioleta. Lo que lo motiva es otra cosa. "Me gusta experimentar", dijo. Y agregó: "En esta emergencia, para que todo termine más rápido, está bueno que todos aportemos algo. Yo puedo sumar con esto, porque le puede servir a otras personas".

Siempre le gustó mucho dedicarse a la electrónica, y aprender de medicina y otras ciencias. Pero su profesión pasa por otro lado."Seguramente, mucha gente sabe más que yo del tema, pero capaz que no se ha dado cuenta de la utilidad que puede tener. Por eso comparto lo que estoy haciendo, la experiencia de mi taller le puede servir a otros", indicó.

La primera vez que experimentó con la lámpara ultravioleta, lo hizo para depurar agua y en otro contexto muy distinto a la pandemia de coronavirus. Entonces, el tubo costaba 700 pesos. Ahora, volvió a comprar dos lámparas más para seguir experimentando, y ya cuestan 2200 pesos.

El precio de la lámpara se triplicó, pero aún así no reviste de mucho presupuesto, y en la ecuación costo-beneficio, los resultados pueden ser muy buenos. "Esta luz no tiene límites de uso", sostuvo Edgar.

Advirtió que en el mundo se aplica para desinfectar ambientes grandes, como los hospitales; o vehículos como ambulancias, colectivos y trenes. Incluso en algunos lugares fueron colocados en ascensores o tienen una utilidad más específica, sobre el instrumental que se utiliza en odontología. Las virtudes de estas lámparas son tan efectivas que también se están probando en alimentos, evitando así la manipulación de químicos.

Pero, en cualquier caso, las personas no deben permanecer mientras el tubo se encuentra encendido en el ambiente a desinfectar.

"Yo le fabriqué un aparto portátil y casero para que lo lleven en una ambulancia, en colectivos, en cualquier ambiente. Lo desinfecta en 20 segundos", detalló.

A la lámpara también se las puede utilizar con baterías de auto.

lámpara que mata al coronavirus

Características del tubo

Al tubo germicida después hay que ponerle todas las otras cosas que lleva cualquier equipo para encender, como balastro, arrancador, zócalos y deflector.

A la vista, se asemeja mucho al tubo fluorescente, con la diferencia que el prototipo utilizado para desinfectar ambientes funciona con un gas -mercurio- que al ionizarse produce esa frecuencia de onda ultravioleta que mata virus, bacterias, hongos, todo lo que esté sobre superficie.

"En 20 segundos, podés esterilizar todo un ambiente, sin tener que utilizar sustancias nocivas. Se arma como cualquier tubo común de luz, con cierto cuidado de cubrir la piel. Lo mismo que si fueses a manipular un químico. Yo lo hice a modo de prueba en mi taller, contra la pared; y mi hijo -Paul- se lo propuso a las autoridades", comentó.

El tiempo de exposición a la luz puede ser mayor, y llegar a los cinco minutos, cuando se trata de desinfectar ambientes muy contaminados como los quirófanos.

Como sea, Edgar reparó en el poco tiempo que lleva desinfectar un ambiente, y en lo efectiva y segura que resulta la lámpara. Sólo hay que tener cuidado de cubrirse la piel, utilizar guantes y ponerse unos anteojos de sol o de seguridad cuando se vaya a manipular en un ambiente.

Para utilizar al 100% la radiación del tubo, Edgar lo pintó con pintura reflectora. Así aprovecha la capacidad de ionización que tiene al máximo.

Los datos técnicos son: lámparas de radiación UV, de 254 nanometros. Vienen de 8 a 36 Watts, con instalación normal a 220 Volts o a 12, con el convertidor adecuado.

"Superficialmente elimina todo, porque rompe la hélice del ADN de las bacterias o del ARN de los virus. Apenas entró la onda ultravioleta, mueren al instante. Hongos también, todo tipo de germen", cerró.

LEÉ MÁS

Descartaron una docena de casos en Río Negro

Cuatro nuevos pacientes con coronavirus en la Provincia

Abrieron centros de cobranza pese a las restricciones

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario