LMCipolletti yoga

Centros de yoga y pilates: alumnos y profesores piden volver a clase

Hace tres meses que no pueden volver y están con clases virtuales que ya resultan insostenibles. El paso del tiempo los está desesperando.

Once centros de yoga y pilates de esta ciudad suplican a las autoridades municipales y sanitarias que les permitan volver a trabajar con clases presenciales, ya que la situación por la que atraviesan desde hace tres meses no la pueden sostener por mucho tiempo más.

Los alumnos reclaman desesperados volver, y los profesores también. Muchos están sin trabajo, mientras otros tratan de seguir el contacto a través de distintas plataformas virtuales, con ingresos que son mínimos; y no advierten tampoco por qué no pueden abrir con protocolos seguros, si son agentes que trabajan para el bienestar y la salud de la población, con grupos muy reducidos que no superan las ocho personas.

Te puede interesar...

"Hace tres meses que estamos así, y es mucho. Nos inquieta esta situación, porque va pasando el tiempo y no tenemos una respuesta concreta. Los alumnos están desesperados por volver a clase, nosotros también; y no se comprende realmente el criterio por el cuál un montón de rubros y actividades están funcionando, y los centros de yoga y pilates no puedan hacerlo", expresó Lorena Carballo, al frente de Espacio Zen, ubicado en calle Río Collón Cura 70.

Desde hace algunas semanas que están en comunicación con la secretaría de Actividad Física y Deportes, donde presentaron ya los protocolos seguros para trabajar. Supuestamente, iban a poder volver el 8 de junio, pero luego les avisaron que no, y tampoco tienen una fecha tentativa de regreso.

Incluso, ellos estarían dispuestos a trabajar con grupos todavía más reducidos.

"Estamos con clases virtuales la mayoría, pero hay un requerimiento de los alumnos que necesitan volver a clase presenciales con el equipamiento que tenemos en los centros", sostuvo.

yoga

Reconoció que la gente "bancó esta modalidad de trabajo un tiempo, pero ya se está haciendo muy largo y, por supuesto, no es la misma cantidad de alumnos".

Si bien todavía todos los centros de yoga y pilates en Cipolletti resisten la crisis, dijo que si el tiempo sigue transcurriendo sin cambios, el cierre de locales "es un panorama posible".

Un porcentaje de los alumnos asiste con clases virtuales, pero otros ya desistieron porque tampoco es fácil encontrar en la casa un momento para conectar. Más aún si hay niños dando vueltas. Además, las correcciones y devoluciones no se pueden hacer en las condiciones actuales.

"Se comprende la situación que estamos pasando todos, pero no el criterio por el cual un montón de rubros pueden funcionar y nosotros no. Porque aparte nosotros trabajamos por turnos y con una cantidad de alumnos reducidas, no superamos los ocho y estamos dispuestos a que ese número sea menor. Tampoco se entiende que en Neuquén estén abiertos, y acá no. Si somos prácticamente lo mismo, formamos parte de la región", cerró.

LEÉ MÁS

Emotivo audio de la mujer que le ganó al coronavirus

Edersa sobre los cortes de luz: "Sólo diez personas se conectaron al servicio"

Extienden la restricción en los puentes hasta el 19 de junio

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario