Caen dos temibles delincuentes tras una persecución

Uno de ellos, cipoleño, se había cortado la tobillera y el otro estaba prófugo de la Justicia de Roca.

Un gran despliegue policial tras un frustrado intento de asalto a un vecino permitió la recaptura de un delincuente que se había cortado la tobillera electrónica. El procedimiento fue encabezado por personal de la Comisaría Cuarta y el asaltante atrapado fue identificado como Hugo “Palito” Cisterna. Su cómplice, otro prófugo de la Justicia: Jona Cárcamo.

El resultado del operativo policial, que terminó de la mejor manera con la aprehensión de los dos sospechosos, no hizo más que revelar el círculo vicioso en que se encuentran los presos, muy lejos de cualquier tipo de resocialización. Los dos hombres atrapados tienen un amplio prontuario y su detención se vio favorecida por la inmediata movilización de bicipolicías, motoristas y patrulleros de la Unidad Cuarta, a cargo del comisario Osvaldo Huanque.

Te puede interesar...

“Dos personas a bordo de una moto tipo enduro blanca intentaron interceptar a un hombre que caminaba por calle Alem hacia Mengelle, y uno de ellos le habría exhibido un arma de fuego con fines de robo. El empleado policial que atendió el llamado dio alerta inmediata vía radial y se realizó el operativo cerrojo, involucrando a los móviles policiales en servicio, a bicipolicías y demás personal que se hallaba de prevención”, remarcó Huanque.

Apenas se inició el movimiento de las fuerzas de seguridad, los motochorros buscaron pasar desapercibidos y se dirigieron a la zona de Alem y 25 de Mayo, aunque sin demasiada suerte porque uno de los móviles alcanzó a verlos. De nuevo, hubo una intensa persecución. “Escapan por avenida Alem hacia Mengelle, dieron la vuelta y giraron por 25 de Mayo en contramano hacia el sur, y en el cruce de esta con 9 de Julio chocaron contra un auto que tenía el paso. Los sospechosos dejaron la moto tirada y escaparon corriendo. Durante la huida iban tirando camperas y cascos”, explicó Huanque.

Con el apoyo de varios compañeros, los agentes que se trasladaban en el patrullero empezaron una persecución a pie y al primero que interceptaron fue a Cisterna, mientras que Cárcamo les demandó un poco más de esfuerzo: lo atraparon a casi 200 metros del lugar donde tiraron la moto.

No tuvieron mayores dificultades para identificar a Cisterna, y en el caso de Cárcamo, tuvieron que recurrir a información de sus sistemas debido a que brindó un nombre falso. Tras corroborar los datos, se pudo establecer que tenía un pedido de captura del Juzgado de Ejecución Penal 10 de General Roca.

Debido a sus antecedentes, los dos delincuentes quedaron detenidos en la Cuarta, a disposición de la Justicia. El procedimiento policial se desarrolló en las últimas horas del miércoles y generó una gran curiosidad de parte de muchos vecinos.

Se asociaron para cometer robos

Tanto Hugo Cisterna como Jona Cárcamo son delincuentes que estuvieron alojados en la cárcel de Roca y se especula que se conocieron en el lugar. Sin demorarse y mostrando su impunidad, se asociaron para cometer delitos en Cipolletti. En el caso de Cisterna, había sido declarado prófugo de la Justicia luego de cortarse la tobillera electrónica que servía para su monitoreo durante sus salidas.

LEÉ MÁS

No encuentran a los dos prófugos que se cortaron las tobilleras y escaparon

Un preso cipoleño se cortó la tobillera electrónica y se fugó durante la salida transitoria

Otra fuga pone en duda la seguridad de las tobilleras electrónicas

Defienden el control con tobilleras a pesar de las últimas fugas y culpan a la Justicia

El violador de una nena se cortó la tobillera y se fugó: lo buscan intensamente

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario