El clima en Cipolletti

icon
17° Temp
46% Hum
LMCipolletti polémica

Otra fuga pone en duda la seguridad de las tobilleras electrónicas

Hubo tres fugas en dos meses, y sólo una recaptura. Aún están desaparecidos el violador de una nena y un peligroso ladrón.

La polémica de las tobilleras electrónicas suma un nuevo caso en Cipolletti cuando un preso que cumplía 13 años de condena por robo calificado se cortó el dispositivo y se fugó. Son tres casos en dos meses bajo la misma metodología, y sólo pudieron recapturar a uno.

La primera fue Irene Méndez que había sido declarada culpable por el homicidio del comerciante cipoleño Eduardo Honores el 6 de junio pasado. La mujer, tras conocer el veredicto del Tribunal, volvió a su casa con prisión domiciliaria controlada con una tobillera electrónica. En la tarde siguiente no se presentó en la comisaría y el dispositivo había perdido señal. Cuando acudieron a la casa encontraron la tobillera tirada en la calle, y ella ya no estaba. El 7 de junio la mujer fue recapturada cuando caminaba por calle Toschi, a la espera de un camionero que la llevaría hasta Buenos Aires. Tras la fuga se le negó el beneficio de la domiciliaria y volvió a la cárcel.

Te puede interesar...

irene méndez caso honores

Sólo a 25 días de la fuga de Méndez, el 2 de julio pasado, otro episodio volvió a poner en jaque a la Justicia rionegrina y al sistema de vigilancia por GPS. En el mismo instante en el que se condenaba a 12 años de prisión a Manuel Humberto Rivas por violar en reiteradas oportunidades a una nena, el depravado se cortaba la tobillera y huía de su domicilio. En este caso Rivas no tenía prisión domiciliaria, sino que estaba siendo vigilado para conocer su ubicación en tiempo real de manera constante. Pese a la intensa búsqueda, el violador continúa prófugo.

Manuel Humberto Rivas

La última de las fugas fue ayer en un departamento del barrio Managua. Pasada las 19:30 Hugo Nicolás Cisterna, alias “palito”, se cortó la tobillera electrónica que lo controlaba durante su salida transitoria y se escapó. El joven de 31 años cumple una condena de 13 años por robo agravado por el uso de arma. Esta mañana la Justicia dictó la declaración en rebeldía y la captura del joven, y es buscado intensamente.

Hugo Nicolás Cisterna

Defienden las tobilleras y apuntan a la Justicia

Betiana Minor, secretaria de Justicia, informó a LM Cipolletti que en la actualidad hay dos tipos de dispositivos en funcionamiento en Río Negro: el E4 para detenidos que gozan de prisión domiciliaria, y el de seguimiento por GPS para quienes tienen libertad ambulatoria. El primero lo utilizaba Irene Méndez, condenada por el homicidio de Eduardo Honores, y el segundo Manuel Rivas, condenado por violar a una nena.

“Se trata de tobilleras de goma que se ajustan a través de un precinto. Cuentan con una batería de larga duración y transmiten la geolocalización exacta de forma constante. En caso de detectarse una trasgresión, que puede ser exceder el perímetro delimitado o cortar la señal, emite una alerta inmediata al sistema de monitoreo. Incluso muchas de las alertas son porque las tobilleras se aflojan”, explicó Minor.

Agregó que el dispositivo no es inviolable, y se presume que la persona que lo usa cumple con su responsabilidad. “Detrás del dispositivo hay todo un sistema operativo que trabaja para su control, como las oficinas de monitoreo y la central 911 ubicadas en Viedma”, sostuvo.

LEÉ MÁS

Defienden el control con tobilleras a pesar de las últimas fugas y culpan a la Justicia

El violador de una nena se cortó la tobillera y se fugó: lo buscan intensamente

La prostituta que asesinó a Honores se cortó la tobillera electrónica y se fugó

Denuncian que las tobilleras de los presos no se activan en las salidas

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

5.5555555555556% Me interesa
5.5555555555556% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
88.888888888889% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario