Megabanda: los condenados a más de 20 años, con tobilleras y a casa

Se las colocaron a tres de los condenados, para evitar fugas.

Ante el pedido de medidas cautelares por parte del Ministerio Público Fiscal de Cipolletti, tres integrantes de la megabanda condenada por asaltos y robos serán vigilados con las polémicas tobilleras electrónicas. Los delincuentes que llevarán este dispositivo son el líder, José “Chiqui” Forno, Aníbal Meneses y Pablo Muñoz, todos con penas superiores a los 20 años.

La disposición se conoció ayer y fue la respuesta del tribunal presidido por Alejandra Berenguer e integrado por Marcelo Gómez y Laura González Vitale a un pedido impulsado por la fiscalía local ante el peligro de fuga. A pesar de que la sentencia no se encuentra firme y posiblemente los condenados la impugnen, los acusadores se pusieron en alerta luego del incidente protagonizado por Sandro Gerez Derbes, quien huyó antes del juicio de cesura y tuvo que montarse un operativo para recapturarlo.

Te puede interesar...

Según informaron desde el Poder Judicial, la colocación de las tobilleras se cumplimentó ayer mismo. “Los condenados debieron permanecer en los calabozos de los tribunales hasta la colocación de los dispositivos por parte de Unidad de Arresto Domiciliario por Monitoreo Electrónico (Uadme) que depende del Ministerio de Seguridad y Justicia de la provincia de Río Negro”, destacaron.

Por otra parte, se adoptará una medida similar con un cuarto involucrado, que permanece preso en Neuquén. Si logra su excarcelación, será conducido de inmediato a Cipolletti y los responsables de la Uadme le colocarán el dispositivo electrónico de seguimiento. Indicaron que “Franco Cisneros, el cuarto integrante, está detenido a disposición de un tribunal de Zapala y por él se resolvió una cautelar ante la eventual obtención de cualquier tipo de beneficio o permiso que le permita acceder al medio libre”. Es decir, antes de otorgarle permiso para una eventual salida, el organismo de la ciudad neuquina deberá avisar a la Oficina Judicial de Cipolletti para que el tribunal “disponga las medidas para monitorear el acceso al medio libre del detenido”.

Además de las tobilleras, los condenados deberán cumplir varias pautas de conducta.

No pueden salir de la ciudad

Respecto de José Forno, Aníbal Meneses y Pablo Muñoz, los jueces ordenaron otras medidas complementarias: fijar domicilio (no podrán ausentarse ni mudarse sin autorización judicial), permanecer a disposición del tribunal y concurrir todas las veces que sean citados, utilizar el dispositivo electrónico provisto por la Uadme, mantener la prohibición de salir del país y la de contacto con los querellantes y sus comercios. Además, no podrán salir de la ciudad ni comunicarse entre sí, ni personalmente ni por cualquier otro medio. Esta última medida alcanza a los integrantes de la asociación ilícita.

Se les impuso, además, someterse al cuidado del Instituto de Asistencia a Presos y Liberados (IAPL).

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario