Tiene miles de fans a lo largo y ancho del país, principalmente chicas adolescentes. El último domingo estuvo en la plaza San Martín y una multitud se dio cita para saludarlo y sacarse una foto con él. Muchas de las presentes llegaron incluso de otras localidades de la región.

Te puede interesar...

Ayer por la mañana salió de su casa tranquilo, sin alardes de fama y ninguna exigencia. Caminamos hasta la plaza de su barrio en el Arévalo para disimular el calor. En pocos días será parte de la sexta generación de Combate, un programa de juegos y destrezas físicas emitido por Canal 9 y conducido por Fierita Catalano y Thiago Batistuta.

El cipoleño que pasó por la escuela Crear y Estación Limay, estudiaba Educación Física en la ciudad de La Plata cuando se cruzó con la oportunidad de hacer televisión. En la pantalla chica quedaron demostradas sus habilidades físicas y acompañado de un gran carisma logró consagrarse con el equipo ganador en la cuarta temporada y fue semifinalista con el equipo verde en la quinta.
La gran imbatible del programa es la joven Flor Vigna quien se glorificó como tricampeona del certamen junto al equipo rojo.

Reunión: el domingo pasado Bruno convocó a una juntada en la plaza San Martín y tuvo una multitudinaria respuesta.

"El programa lo miré un día que estaba haciendo zapping en casa y una amiga me dijo 'vos sos para eso'. Yo estaba haciendo circo y pensé que podía estar porque tenía algunas aptitudes como para participar", relató Bruno.

"Siendo de Cipolletti siempre había visto a la televisión como algo imposible de llegar. Nunca me lo imaginé, estaba muy lejos", agregó.

Tras mudarse a la ciudad de La Plata, donde terminó el secundario y comenzó la carrera de Educación Física, se animó y fue a hacer el casting para participar. "Esperé cuatro horas haciendo la fila y entré a una entrevista donde me hicieron unas preguntas básicas a modo de filtro. Luego pasás a hacer las pruebas de cámaras hasta que te avisan que quedaste, y una semana después me realizaron todos los psicofísicos", recordó.

El joven dijo que al principio le costaba mucho trabajar con las cámaras y fue lo primero que le corrigieron desde la producción, para poder desenvolverse mejor ante el público. "De a poco me fui soltando junto a la ayuda de Fierita que me ayudó mucho y me aconsejó", contó. Mientras que añadió que trabajar en Combate es impresionante y que no puede quejarse de nada porque básicamente les están pagando por jugar.

"Volver a Cipolletti fue una locura porque caminaba por las calles, por las que siempre anduve, y la gente me paraba por una foto o un saludo. Yo soy el mismo de siempre pero siento que creen que soy otra persona", comentó Bruno.

También señaló que es raro lo que está viviendo, pero disfruta mucho el reconocimiento de la gente. "Me encanta devolver todo el afecto que recibo y por eso convoqué la juntada del domingo en la plaza, y me sorprendió la cantidad de chicos que estuvieron", concluyó.

Radiografía de un vecino famoso

Bruno Sainz Micheli tiene 26 años, vivió la mayor parte de su vida en el barrio Arévalo. Se fue a estudiar Educación Física a La Plata hasta que comenzó a trabajar en Canal 9. Llegó a la ciudad para pasar las Fiestas en familia, junto a su padre. Le gusta correr (todos los días), andar en bici y jugar al fútbol. Se especializó en acrobacias y gimnasia artística. A los 17 se fue a España y recorrió Europa en una compañía circense. Su sueño es formar parte de la compañía teatral Stravaganza, de Flavio Mendoza. El 4 de enero vuelve a la TV en la sexta generación de Combate.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario