El clima en Cipolletti

icon
Temp
75% Hum
LMCipolletti murciélagos

Afinan el plan para sacar a los murciélagos del Bogotá

Funcionarios acordarán el operativo para desalojar a la colonia de los animales que molestan a los vecinos.

En los próximos días empezará a definirse el destino de la colonia de murciélagos del barrio Bogotá. Sacar de su escondrijo a los más de 400 ejemplares que componen la manada, o las manadas, porque pueden ser en realidad varias juntas, se ha vuelto un problema difícil de resolver. Se debe respetar un protocolo estricto y por eso se reunirán antes funcionarios del área de Zoonosis municipal y de Sanidad Ambiental, Fauna Silvestre y de la Unidad Regional de Epidemiología y Salud Ambiental de Río Negro.

El operativo de "exclusión" de los animales tiene sus complejidades y requisitos técnicos porque está prohibido causarles daño. Los quirópteros de las especies que comen insectos son un aliado natural del hombre en el control de plagas que, de otro modo, se multiplicarían en forma desproporcionada.

Te puede interesar...

Ayer, el titular de Zoonosis, Juan Pedro Díaz, destacó que el operativo para desalojar a la manada debe contar con muchos cuidados y recaudos, estipulados en un protocolo que tiene carácter oficial en la provincia y que ha sido impulsado a nivel nacional por el Programa de Conservación de los Murciélagos de Argentina (PCMA).

Además, el caso del Bogotá presenta sus particularidades, entre ellas que la colonia está asentada a varios metros del suelo, dentro de una construcción que vincula a dos edificios de departamentos. El funcionario calculó la población en más de 400 ejemplares de los que, en su opinión, podrían ser hasta tres manadas, cada una con un macho alfa que domina a muchas hembras.

Manifestó que los murciélagos aprovechan una hendija de unos 7 centímetros de ancho, que debió haberse sellado cuando se erigieron los edificios. No hacerlo fue un error porque se sabe de la predilección de estos animales por ese tipo de oportunidades.

Ahora, para su expulsión, no está permitido el uso de venenos, ni de ultrasonidos, ni de humo. Tampoco se puede agredirlos. El único método que se considera aceptable es su erradicación vía su exclusión nocturna con utilización de "salidas unidireccionales". Es decir, artificios que permitan la salida, pero no su ingreso, y que deben permanecer colocados por lo menos 10 días. Además, se tiene que tener en cuenta que de noviembre a abril no se puede molestar a los animales, por ser su período de reproducción y cría. También se aconseja que se les procure un nuevo hábitat, más apartado de los humanos.

Más allá de ser benéficos para la sociedad, los quirópteros también pueden representar un riesgo para la salud como vectores de enfermedades. Por ello, las personas deben evitar su contacto y alertar cuando se convierten en un problema. Entre las dolencias que pueden contagiar figura la rabia, si bien en este caso el peligro está muy vinculado al contacto con la saliva del animal a través de una mordedura o por una herida abierta en la piel.

Con cuidado y muchos recaudos

Técnicas de extracción

Entre los mecanismos para echar a los animales de los edificios, figuran la colocación de mallas mosquiteras, cortinas, taparrollos y tubos de PVC, que deben ser dispuestos de manera tal que el animal que salga no vuelva a entrar.

Los intocables

De ninguna manera se puede intentar tomar con las manos a un quiróptero vivo o muerto. Hay que evitar cualquier tipo de contacto.

LEÉ MÁS

Orden de desalojo para los murciélagos del Bogotá

Preocupación en el barrio Bogotá de Cipo por una invasión de murciélagos

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario