Vecinos del Barrio Obrero quieren echar a un violador

El hombre cumplió su condena y vive hace un tiempo en el sector.

Los vecinos del Barrio Obrero A no quieren saber nada con que viva en el lugar una persona que ya cumplió una larga condena por violar a una menor y por reincidencia. Por tal motivo, están pidiendo por todos los medios a su alcance que se vaya lo antes posible y no vuelva más. La campaña se ha vuelto muy intensa a través de las redes sociales, donde el propio involucrado rechazó los cuestionamientos. Por ahora, la tensión crece en el asentamiento.

El conflicto tomó estado público el viernes a través de Facebook y desde entonces se han sumado muchos comentarios adversos a la presencia del ex presidiario.

Te puede interesar...

Según lo que pudieron averiguar los vecinos, el hombre, proveniente de General Roca, habría cumplido una condena de 17 años por los delitos de promoción de corrupción de menores calificado, reincidente por primera vez y corrupción agravada en concurso real con violación calificada. En el fallo que lo envió a la cárcel, también fue condenada a 6 años de prisión una ex concubina, ya que habría sido partícipe secundaria del delito de promoción de corrupción de menores calificado.La víctima sería hija de la mujer.

Los vecinos de la toma Barrio Obrero iniciaron una campaña a través de las redes sociales y en la vía pública con el objetivo de echar al abusador.

Los habitantes del Barrio Obrero A se enteraron de que tenían como vecino al ex convicto hace cuatro meses. Al parecer, algún poblador que había pasado por la Unidad 5-Colonia Penal de General Roca lo reconoció y de inmediato se comunicó la situación a la referente barrial Lila Calderón. A poco, empezaron una investigación para tener certezas y, según ellos, confirmaron lo que se temían.

El hombre se radicó en el asentamiento al iniciar una relación sentimental con una antigua pobladora, muy respetada en el sector. Sin embargo, enterado el vecindario del pasado que arrastra consigo, le pidieron a la mujer que lo eche, porque no lo quieren tener cerca por el tipo de delito que cometió y por el que fue condenado.

Ayer, Calderón fue categórica en cuanto a que en el Barrio Obrero “no se permite que vivan violadores, abusadores, narcos, y por eso somos un barrio que se ha hecho conocido y respetado” en Cipolletti y afuera de la ciudad también.

Ella misma está “muy preocupada” ya que la casa donde vive la persona cuestionada está cerca de la suya y no le gusta nada tanta proximidad. En tanto, el hombre intentó una defensa en la red y alertó que no lo van a destruir a él ni a su familia. Así las cosas, el ambiente se caldea en la barriada y el desenlace es imprevisible.

“Los presos salen cuando quieren”

En el Barrio Obrero prevalece hoy una gran bronca contra la Justicia y el sistema penitenciario. Alertados de que las personas involucradas en delitos de violación tendrían un trato diferencial y presuntamente privilegiado en el Establecimiento de Ejecución Penal N° 5, se dedicaron a hacer sus propias averiguaciones sobre el particular. Según los vecinos, los reos de esta condición tendrían, por lo menos hasta hace un tiempo, un espacio donde reparaban autos cuyo perímetro estaba roto y permitiría el acceso al cercano asentamiento El Espejo. Además, supieron que los condenados por las causas por delitos sexuales tendrían el beneficio de salir del presidio y volver a dormir.

LEÉ MÁS

Triple crimen: Claudio Kielmasz presiona por su liberación y las salidas transitorias

Detuvieron a un joven de 23 años por manejar una moto robada

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario