El clima en Cipolletti

icon
Temp
41% Hum

Una centenaria institución cipoleña, la Escuela 53 Bernardino Rivadavia

Un siglo de historia ininterrumpida. Sus muros cobijaron a habitantes de un poblado incipiente de la segunda década del siglo XX. Hoy la institución continúa con tan importante labor en pos de la educación.

En nuestra indagación por la historia cipoleña, a través de la historia oral, nos encontramos con muchos sujetos sociales que concurrieron a esta escuela situada en el corazón de la ciudad. Este material fue suministrado por las autoridades actuales de la institución.

La Escuela 53 Bernardino Rivadavia fue fundada el 24 de abril de 1922: en sus inicios compartía edificio con la Escuela 33 en una vieja construcción, hoy inexistente, sobre calle Hipólito Yrigoyen casi esquina Italia. Durante el turno mañana funcionaba la 53 y por la tarde la 33. Esto ocurrió hasta 1952, cuando se otorgó el terreno de la manzana completa a la escuela Bernardino Rivadavia.

Te puede interesar...

Los libros históricos de cada institución educativa son valiosas fuentes de información que dan testimonio no solo de la vida escolar sino también de la fundación y organización de la ciudad en la está emplazada desde sus primeros años, cuando este territorio conformaba los campos del general Manuel Fernández Oro, llamados Colonia Lucinda, como lo hemos desarrollado en escritos precedentes.

La Escuela 53 se inauguró con 10 alumnos: al finalizar el ciclo lectivo ya eran 36. Para 1933 la inscripción era de 179 varones y 163 mujeres distribuidos en 10 secciones de grado. Además, se puede leer la conformación de un gremio docente.

El registro señala que en noviembre de 1940 se convocaron en el local de las escuelas 33 y 53 maestros y maestras de la zona con el objeto de llevar a la práctica la formación de un centro que se inclinara al mejoramiento profesional y de defensa de los intereses del magisterio. Fue nombrado presidente provisional el maestro Romelio Lucero y firmó el acta como secretaria Blanca de Basconnet. En la oportunidad se dio lectura y aprobación a la declaración de principios y propósitos del centro de docentes.

escuela 53 paseo familia.jpg

Un momento muy significativo para la comunidad de la escuela 53 fue la gran inundación que sufrió la ciudad. El libro histórico relata el desgarrador suceso. La escuela y la comunidad brindaron un hogar y un poco de calor para mitigar el dolor de tantas familias.

La señora Amalia Pla, que vivió la escuela como alumna, maestra, vicedirectora, directora y supervisora escolar, testimonió su trabajo en la escuela. Alumnos y docentes elaboraban el periódico escolar llamado Un niño mejor. También tenemos que mencionar las pasantías escolares, ya que la institución fue elegida por la provincia de Río Negro para participar de las jornadas de Pasantías Escolares en Córdoba. Se hicieron intercambios de propuestas, trabajos en conjunto: a la escuela llegaron docentes y alumnos de La Pampa y de Chubut.

Durante una semana compartieron la actividad diaria, planificaron y cambiaron puntos de vista y propuestas de trabajo. Se llevó adelante la propuesta de psicogénesis en la enseñanza de la lengua, se creó el Club de Ciencias, con un laboratorio completo y se realizaron ferias escolares, interescolares, provinciales y la escuela tuvo el orgullo de coordinar una feria de ciencias nacional.

Su primer grupo de egresados, que hizo de 1° a 7° en la escuela, creó el Centro de Ex alumnos de la escuela y efectuó importantes obras, pero una se destaca por sobre todas. Estos alumnos que en 1932 lograron su diploma de egreso del nivel primario hicieron una obra cultural extraordinaria, la creación de la Biblioteca Bernardino Rivadavia, que luego de cumplir una etapa fundamental en el establecimiento fue donada a la comunidad de Cipolletti.

La Escuela 53 se siente muy orgullosa de haber sido la creadora de la biblioteca tan importante que tiene nuestra ciudad. En su Proyecto Centenario Escuela 53: Bernardino Rivadavia” (1922 - 2022)”, la institución sintetiza diversos jalones de la historia institucional:

En 1922, 24 de abril, se inauguró la escuela. Su primera directora fue Novelia L. de Grichner. En sus inicios había 10 alumnos y al finalizar ese año, su matrícula alcanzaba los 36.

El 10 de mayo de 1931 se creó la cooperadora escolar. En sus orígenes se fundó con el propósito de formar una sociedad que atendiese las necesidades escolares más apremiantes y apoyada en razones de solidaridad.

Escuela 53

Al año siguiente, en 1932, se creó la biblioteca escolar “… aquí en los pueblos de territorios, el maestro no tiene más apoyo que el emergente de sus propias fuerzas y el que irradia de su acción misma”.

En 1937, con material bibliográfico donado por ex alumnos, se fundó la Biblioteca Popular Bernardino Rivadavia.

En 1948, la demanda de la escuela era enorme, y la escuela no alcanzaba a cubrir las necesidades y cupos. Ese año 300 niños no encontraron asiento en las escuelas locales.

En 1952 llegó el gas a Cipolletti: hasta ese momento toda la ciudad se calefaccionaba con leña, en grandes salamandras. Ese mismo año se adquirió una hectárea de tierra para la construcción de la escuela. De esa manera se separarían de la 33.

El 23 de septiembre de ese año se fundó la escuela nocturna 3, que actualmente funciona en el establecimiento.

Comparando épocas

Testimonio brindado por las actuales autoridades del establecimiento: “En los inicios de nuestra escuela, las niñas asistían con pollera, medias y encima el guardapolvo. Los varones, con camisa y corbata (en los actos), pantalón de vestir y encima el guardapolvo”.

En 1972, la escuela cumplió 50 años. Se determinó el padrinazgo de la escuela a cargo de la empresa frutícola Valle de Oro. En esa época los alumnos participaban año a año en los festivales folklóricos infantiles de la provincia.

En 1975, el inicio de clases fue algo diferente. El 13 de marzo de 1975 una gran inundación dejo muchísimas personas sin vivienda razón por la que la escuela cobijó a varias familias.

En 1976, el 14 de diciembre, se comenzó a demoler la casa habitación de la escuela N° 53. Al año siguiente comenzó la construcción del actual edificio a cargo de los arquitectos Teresa Ríos y Aldo Saraceni, terminado en 1979.

En 1980, Lorenzo Kelly (ex alumno) afamado director de cine valletano, realizó una película sobre la historia de la institución.

El 9 de agosto de ese año se creó la Biblioteca Popular Bernardino Rivadavia. La biblioteca, como se dijo anteriormente, tuvo sus inicios en la escuela a partir de los aportes de libros donados por ex alumnos.

En 1982, en abril la escuela fue centro de acopio de alimentos para los combatientes de Malvinas.

En 1991, septiembre, la cooperadora escolar organizó la Primera Jornada de Exhibición.

En 1993, se realizó el proyecto La radio en la escuela.

En 1995, un estudiante logra pasar a la instancia nacional de las Olimpíadas de Matemática. En 1997, en el primer concurso provincial El Mutualismo en Rio Negro, la escuela saca el segundo premio.

En 1998, en el ranking de las mejores escuelas públicas, la escuela N° 53 salió elegida una de las mejores de la provincia.

En 2003, las alumnas de 6° y 7° turno mañana y tarde participaron en los Juegos Rionegrinos: salieron campeonas zonales y fueron a representar a Cipolletti a la instancia provincial que se realizó en Bariloche. En esa instancia salieron cuartas, en vóley. En 2011, los alumnos de 6° y 7° grado, turno mañana y tarde, participaron representando a Cipolletti en la instancia provincial de los Juegos Rionegrinos realizados en El Bolsón: salieron en tercer lugar, también en la disciplina de vóley.

En 2019 los visitó el artista Emilio Ferrero y les realizó el mural en el escenario.

La escuela hoy

Actualmente es una escuela de Primera Categoría, con una dirección, dos vicedirecciones y dos cargos de maestra/o y secretario. Trabajan 33 docentes de grado y 28 maestros y maestras de áreas especiales, mientras que 10 personas integran el equipo de personal de servicios generales (PSA). Tiene una matrícula que supera los 700 estudiantes entre ambos turnos, distribuidos en 16 secciones de 1ro a 7mo grado.

Al ser una de las escuelas más grandes de la ciudad, atraviesa diferentes carencias, que involucran principalmente lo edilicio y la escasez de recursos materiales que dificultan

Estos últimos años, debido al crecimiento de matrícula escolar de la ciudad, la escuela pasó de sus 14 secciones originales a las 16 que posee actualmente, en cada turno, esto obligó a reasignar espacios de biblioteca, sala de video, sala de música y plástica para ser ocupados por secciones escolares.

Muchas vidas fueron atravesadas en cada rincón de esta querida institución, historias de sueños, de proyectos, de momentos dolorosos de nuestra historia para dejar atrás y un camino de la mano de las infancias que va modificándose a través de los tiempos. Todo esto nos convoca hoy a la reflexión y a la celebración.

“Festejar sus cien años de vida moviliza a toda la comunidad educativa y su contexto. La resonancia histórica, la memoria de cuantos sucesos, procesos y fenómenos han transcurrido se hace eco, cuerpo y emoción en los antiguos y nuevos miembros de la comunidad”.

Un siglo de historia de una institución educativa emplazada en el corazón de la ciudad y de los cipoleños que concurrieron a ella, como alumnos y/o maestros/as. Cien años celebrados hace unos días: cien años de enseñanza y aprendizaje. De alumnos y alumnas que también fueron pioneros, porque pionera fue ella.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario