Un caballo cipoleño se impuso en el Pellegrini de turf

El espectacular final fue el mejor regalo para las 5 mil almas que coparon las instalaciones del Jockey Club Neuquén a pesar de la tarde nublada. La carrera del año tuvo un final de película y un valiente y justo vencedor. Se trata del cipoleño Areco Run, entrenado por Vicente Anrada y conducido magistralmente por el orense Roberto Ibáñez, que confirmó su gran presente y logró un triunfo consagratorio.

Se definió en el último salto y ante el griterío y la algarabía de la multitud. Fue realmente emocionante, y aquellos que fueron por primera vez a esta tradicional prueba seguramente querrán repetir el próximo año, por el desenlace agónico que le otorgó un plus a la trigésima primera edición del Gran Premio Carlos Pellegrini sobre 1600 metros.

Te puede interesar...

La carrera contó con nueve competidores y fue dominada en el inicio por Algo Mío, que salió alocadamente en busca de la punta, seguido por Areco Run y De Colección.

Así, los competidores doblaron el codo y se mantuvo adelante Algo Mío, pero Areco Run se puso más cerca y ya al ingresar a la recta principal pasó al frente con toda la furia. Contaría con la dura resistencia de Interruptor, que casi le amarga la tarde porque los últimos metros fueron fantásticos.

Areco Run hizo historia en el hipódromo de Neuquén.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario