El clima en Cipolletti

icon
20° Temp
15% Hum
LMCipolletti gimnasio

Trabajador de la Salud tuvo que dejar de ir al gimnasio

Por su trabajo, el empleado está en contacto con pacientes que tienen Covid-19. Lo dijo en su declaración jurada y tuvo que dar un paso al costado porque el Municipio no le permitió seguir con el grupo.

Un cipoleño que trabaja en Salud decidió anotarse en un gimnasio de esta ciudad para hacer algo de actividad física y desenchufarse. Pudo hacer la clase de prueba y luego tuvo que dar un paso al costado porque la Municipalidad no le permitía seguir con el grupo por estar en contacto con pacientes diagnosticados como positivos para Covid-19.

"La verdad que me sentí bastante amargado y discriminado. Yo no soy un delincuente y no me parece que por trabajar en Salud y estar en contacto con pacientes que tienen coronavirus no pueda ir a un gimnasio. En los comercios también me atienden con desconfianza. Donde me conocen, se sienten incómodos y por poco no me dan la carne picada con un palo", sostuvo el joven (en su resguardo no se publicará su nombre y apellido).

Te puede interesar...

En la declaración jurada que tienen que firmar todas las personas que concurren a un gimnasio, el empleado de la Salud fue honesto y dijo que atendía a pacientes con Covid-19, de manera habitual. Al día siguiente, le comunicaron que no podía continuar con la clase, como lo estaba haciendo; y le dieron la alternativa de proveerle algunos elementos para que ejercite en su casa. La clase individual, como otra opción, era inviable para el gimnasio.

"El tema fue así...presenté la declaración para comenzar las actividades. Declaré que tenía contacto con pacientes Covid-19, porque los atiendo en mi lugar de trabajo. Le entregué la declaración a la dueña del gimnasio y le comenté la situación al profesor de la clase. Al otro día, me llama la dueña comentándome que el Municipio le había exigido a ella que la clase sea individual o virtual. Esto le generó mucha angustia, fue honesta conmigo, me dijo que no podía pagarle a un profesor por una clase exclusiva, de una hora. Hoy no suma. Pero me facilitaba todos los elementos que usan ahí para continuar en mi casa de forma on line. En esta situación, yo consideré dar un paso al costado para no generar un trastorno. Entendí y les agradecí que me lo dijeran. La cosa no es con el gimnasio, ellos se portaron muy bien conmigo y cumplen con todas las normas de bioseguridad", expresó.

El trabajador de la Salud se había anotado a la clase de crossfit o entrenamiento funcional. Durante 45 minutos hacía actividad física con un grupo de nueve personas, donde todos guardaban una distancia de dos metros y cumplían a raja tabla con otras medidas de seguridad.

"En el gimnasio te colocaban alcohol en las manos y te desinfectaban los pies, al ingresar y al salir. Adentro, se dividían e individualizaban los sectores con boxes de acrílico. Cada socio tenía sus elementos. Hacíamos 45 minutos de actividad física y poco antes de terminar, el profesor nos hacía limpiar lo que usábamos en la clase. Cada uno tenía su rociador con alcohol y no tocaba nada de la persona que tenía al lado, a dos metros de distancia. Al retirarnos, igual nos desinfectábamos. Yo no tengo nada que decir del gimnasio. Al contrario, conmigo se portaron muy bien, fueron atentos y cumplieron. Incluso nos pedían en la clase que tengamos barbijo", destacó el joven.

Pero hasta el día de hoy se pregunta quién tomó la decisión en el Municipio. Le gustaría hablar con él o ella, conocer los motivos por los cuales como empleado de Salud que trabaja en pandemia no puede tomar la clase en un gimnasio con otras personas. Quisiera saber, además, si en otras instituciones ponen las mismas trabas.

"Estaría bueno que estas cosas se terminen, y que los trabajadores de la Salud tengamos derecho a hacer una actividad normal. Somos los que más recaudos tomamos", agregó.

Desde el gimnasio, ubicado en Circunvalación y Perú, indicaron que "como no fue una decisión tomada por el gimnasio preferimos que se comuniquen con el Municipio. La verdad para nosotros fue una situación espantosa. No va con nuestro pensamiento".

LMCipolletti intentó hablar del tema con algunos funcionarios como Cristian Blanco, a cargo de Fiscalización; e Ileana Nasimbera, de Comercio; pero no fue posible una comunicación con ellos.

Trabajador de la Salud tuvo que dejar de ir al gimnasio

No juzgar ni culpar

"No juzguemos, no culpemos ni miremos mal al que dio positivo. No es lindo que nos informen que somos Covid-19 porque creemos que podemos ser uno de esos que termina muy mal en terapia intensiva. Cuidemos mucho lo que decimos. Nadie busca contagiarse de Covid", expresó la secretaria provincial de Políticas Públicas del Ministerio de la Salud, Mercedes Ibero, en una clara referencia a la discriminación que sienten los pacientes.

la cara visible de las cifras de la pandemia en Salud recordó a la población que en todas o casi todas las ciudades de esta provincia hay casos de Covid-19, de modo que hay que pensar "que la persona que tenemos adelante tiene coronavirus. Es importante que no alejemos dos metros, no compartamos besos, abrazos, cigarrillos, un mate o botellas, hasta que llegue la vacuna, si podemos".

En tanto, solicitó a los pacientes que son positivos para Covid-19 que por favor informen con quién estuvieron, ya que esa es la manera de frenar los contagios.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

11.392405063291% Me interesa
5.0632911392405% Me gusta
1.2658227848101% Me da igual
1.2658227848101% Me aburre
81.012658227848% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario