El clima en Cipolletti

icon
21° Temp
10% Hum
LMCipolletti desalojo

Tensión y desalojo de una usurpación en el Valle

La Justicia marcó un precedente con una toma masiva en Roca.

Un centenar de policías desplegados a lo ancho del terreno desalojaron ayer a primera hora una de las tomas de terrenos que se habían realizado este año en el Alto Valle. Fue en Roca, que junto con Cipolletti es de las ciudades con mayor número de usurpaciones. El desalojo, exigido por los dueños del terreno, fue ordenado por la Justicia al cumplirse el plazo de mediación y podría sentar un antecedente en la región.

Unas 40 familias dejaron el predio ante la presencia de los uniformados, que dispararon bombas de estruendo para disuadirlas. En el lugar hubo incidentes, detenidos y policías heridos. Según el gobierno provincial y la Justicia, el operativo se concretó sin violencia y los incidentes se produjeron luego, con referentes de organizaciones gremiales y sociales que primero arrojaron piedras y después intentaron evitar las detenciones. Periodistas que cubrían el operativo denunciaron que intentaron arrebatarles los teléfonos celulares.

Te puede interesar...

011120-p2-f1b(SCE_ID=468509).jpg

El terreno, propiedad del Polígono de Tiro, era ocupado por unas 40 familias de la ciudad.

El lugar está ubicado entre las calles Hungría y Trelew de la ciudad de General Roca, y el propietario del terreno perteneciente a la

Asociación Patriótica Tiro Federal realizó la denuncia por usurpación y el posterior pedido de desalojo.

El jueves venció el plazo máximo que había otorgado la Justicia para que las familias abandonaran el lugar de manera voluntaria, pero los ocupantes dijeron que se iban a quedar y resistir cualquier desalojo, por lo que ayer se envió la orden.

“Cumplido el plazo dispuesto por la Justicia para que las personas que venían ocupando desde hace meses tierras del Polígono de Tiro de General Roca se retiraran de manera voluntaria, se dio cumplimiento a la orden judicial. El procedimiento de desalojo se desarrolló con normalidad”, expresaron desde el Gobierno. Según se informó, los agentes no utilizaron sus armas reglamentarias ni postas de goma, sino bombas de estruendo para dispersar a las familias.

011120-p2-f1c(SCE_ID=468510).jpg

En el lugar, los ocupantes y organizaciones gremiales repudiaron la decisión judicial y denunciaron que hubo personas detenidas que no formaban parte del asentamiento.

En Cipolletti hay causas judiciales similares, con pedido de desalojo por parte de la fiscalía. Hasta el momento, los desalojos masivos no fueron ordenados por la Justicia, que sí intimó a los líderes de una usurpación realizada en septiembre. Es un grupo de personas reducido, que fue identificado y concurrió a las audiencias judiciales. Sobre el resto de los pobladores, la causa judicial sigue abierta.

Los responsables del operativo

Autoridades

El operativo fue encabezado por la fiscal jefa Graciela Echegaray y el fiscal Ricardo Romero, acompañados por el jefe de la Policía de Río Negro, comisario general Daniel Jara. Además, estuvieron presentes representantes de la Secretaría de Niñez.

Sin las armas reglamentarias

En el desalojo intervinieron efectivos de la Policía, grupos especiales COER y el resto de las diferentes unidades que integran la jurisdicción de la Unidad Regional II de General Roca, sin sus armas reglamentarias, conforme a lo dispuesto por la Justicia.

011120-p2-f1(SCE_ID=468507).jpg

Dos versiones cruzadas

El Gobierno y la Justicia aseguran que el operativo fue pacífico y los incidentes fueron posteriores, provocados por manifestantes que atacaron a la Policía.

La Policía exhibió bombas molotov y un gran número de piedras que estaban dispuestas en el lugar para atacar a los agentes. Hubo nueve policías heridos.

La CTA denunció que el operativo fue violento. Luego, el gremio protagonizó un enfrentamiento en la Comisaría Tercera. Dos periodistas fueron maltratados mientras cubrían el operativo.

011120-p2-f2(SCE_ID=468511).jpg

Incidentes en la comisaría y agresión a periodistas

El desalojo de la toma de Roca desató violentos enfrentamientos con manifestantes, en el predio del Polígono de Tiro y frente a la sede de la Comisaría Tercera, a la que fueron trasladados los once detenidos. En el lugar del desalojo, dos periodistas que estaban cubriendo el procedimiento denunciaron malos tratos de la Policía.

El dirigente gremial roquense Rodolfo Aguiar, líder de ATE a nivel nacional, estuvo en los incidentes frente a la sede policial y aseguró que hubo un “operativo represivo”. Desde la Policía, en tanto, afirmaron que solo se repelieron agresiones.

Dos trabajadores de prensa de Roca denunciaron que fueron maltratados por la Policía mientras cubrían el desalojo de la toma La Esperanza. Indicaron que fueron golpeados pese a haberse identificado como prensa.

Se trata de Adrián Almonacid y Daiana Larrat, ambos trabajadores del medio de comunicación local Dar la Nota y de la agencia de noticias alternativas AnRed (Agencia de Noticias Red Acción).

Según explicaron en un video, ambos trabajadores llegaron ayer por la mañana hasta el barrio para realizar la cobertura del desalojo cuando fueron sorprendidos por un grupo de efectivos de la Policía de Río Negro, que los abordaron pese a haberse identificado como periodistas.

“Cuando la Policía nos vio filmando, se nos acercó y, a pesar de que les presentamos la credencial de prensa y que yo estaba filmando con mi celular y ella con la cámara, nos redujeron, nos sacaron las credenciales y las tiraron”, explicó Almonacid en un video en las redes sociales.

El trabajador de prensa agregó que le quisieron arrebatar el teléfono y tirárselo al suelo. “Ahí me tiré para agarrarlo y me pegaron dos piñas en la cara. También la agarraron a ella”, explicó el periodista.

Los periodistas no fueron trasladados a la comisaría y se encontraban en buen estado de salud, según detallaron tras el tenso operativo policial.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

5.3333333333333% Me interesa
84% Me gusta
0% Me da igual
1.3333333333333% Me aburre
9.3333333333333% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario