Solidaridad en plena crisis

La ONG Generando Futuro se las ingenia para seguir ayudando.

La falta de insumos y, paralelamente, el crecimiento de la demanda de contención social en los barrios de la periferia hacen remar contra la corriente a la ONG Generando Futuro. Sin embargo, los voluntarios no bajan los brazos, porque estos son los desafíos que motorizan sus vidas a diario.

El frío llegó con fuerza y quienes más lo sufren son los vecinos de las tomas, donde no hay gas. Por eso, desde la ONG se organizan para llevarles leña. No alcanza para todos, por lo que priorizan a las familias más necesitadas.

Como no siempre logran sus metas, porque las carencias producto de la crisis también llegaron a Generando Futuro, organizaron una venta de tortas fritas para juntar fondos. Irene González contó que “la idea es juntar algo de plata por lo menos para pagar el combustible de los autos para llevar la leña. Nosotros ponemos todo lo que tenemos a disposición, nuestra salud y nuestro tiempo, pero a veces ni con eso alcanza”.

La plata también será utilizada para comprar leña, aunque también reciben donaciones. “Cualquier pallet o madera será bienvenida. Ahora estamos yendo a comprar los sobrantes de las podas. Después los cargamos en dos o tres autos y llevamos todo a las tomas. El último viaje fue a la 2 de Febrero”, contó la mujer, quien preside la ONG desde hace 25 años, siempre en Celedonio Flores y Turrín.

Ayer la venta de tortas fritas fue buena, aunque fueron muchos más los que se acercaron atraídos por el olor. “Vienen los chicos con hambre, cómo no les vamos a dar. No todas son para vender”, contó mientras amasaba para una nueva tanda, esta vez de pan casero.

La docena de tortas fritas cuesta $70, mientras que el pan está a $30 (pesa alrededor de medio kilo). Los interesados puedan acercarse a la vivienda en la que funciona la organización o hacer un pedido al 2995766486 o al 4792450.

Lo que juntaron ayer alcanzó sólo para comprar una bolsa de harina para poder volver a hacer tortas fritas hoy. Mientras que también lanzaron una venta de pollos con ensaladas para este fin de semana.

“En el Municipio no saben que existimos”

En Generando Futuro aseguran que no reciben ninguna ayuda municipal. Al no contar con colaboración externa, se las rebuscan con lo que consiguen. La situación se hizo tan cuesta arriba que el año pasado tuvieron que cerrar el comedor. “Justo cuando más hambre hay, tuvimos que cerrar. No teníamos qué darles a los chicos”, recordó angustiada Irene González. Gracias a donaciones, tienen un pequeño banco de alimentos que utilizan en casos de urgencia.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario