Se complica cada vez más el plan de castraciones caninas

El programa de esterilizaciones atraviesa una etapa de dificultades.

Hace más de una semana que entró en crisis el plan de esterilizaciones caninas del Municipio y todavía no se le ha dado solución al problema. La caída en el número de castraciones y el cada vez mayor alejamiento de las metas proyectadas pueden hacer fracasar en todos sus términos a la iniciativa clave para controlar la población canina.

La falta de veterinarios, por diversas circunstancias, llevó a que se agravara una situación que se viene arrastrando hace ya un tiempo. Y el resultado es desazón y temor entre proteccionistas y voluntarios que ayudan a los canes por la profundización de las dificultades que ya hoy afectan a la ciudad.

Te puede interesar...

La referente María Acosta, que trabaja junto con varias voluntarias por los perros alojados en la guardería canina de la Isla Jordán, manifestó ayer que en la actualidad se está lejos de alcanzar el objetivo de castrar 600 mascotas por mes, que es el número mínimo indispensable para una comunidad del tamaño de Cipolletti.

En su mejor momento, el plan de la comuna llegó a esterilizar unos 450-500 animales, una cantidad que sin ser la necesaria está muy por encima de la de estos días de marcada crisis.

Por eso, abogó por una pronta superación de las dificultades y por que se retome un ritmo mayor de actividad para alcanzar las metas. Consideró, además, que se deberían privilegiar las tareas de castración en lugares como la plaza San Martín y el Polideportivo, ya que consiguen una mayor asistencia de vecinos con sus mascotas que las actuales salidas a los barrios, que no cuentan con una preparación suficiente.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario