Santa Elena: siguen pidiendo asistencia tras los incendios

Las familias víctimas del temporal de agosto no levantan cabeza y las necesidades se multiplican.

Los pobladores de Santa Elena afectados por los incendios que ocasionó el gran temporal de agosto exigen asistencia al Municipio y a la Provincia. Algunas familias recibieron animales de granja para reemplazar a los que murieron quemados, pero la ayuda aún no llegó a todos. Esperan también que arranque la construcción de las viviendas que prometió el IPPV.

Quienes perdieron sus hogares siguen viviendo en globas o en tráileres que apenas sirven como paliativo a sus necesidades. Con las altas temperaturas, la incomodidad de subsistir en esas condiciones se torna más exigente y pareciera que las dificultades se prolongarán en el tiempo.

Vecinos consultados indicaron que los chanchos, gallinas y otros animales prometidos solamente han llegado a algunos damnificados y se espera que cuanto antes se los envíen a todos, porque las economías domésticas son muy básicas en el lugar y necesitan más fuentes de sustento para que el hambre no castigue a las familias, en particular, a los niños.

En cuanto a la construcción de las nuevas viviendas, se indicó que los funcionarios y arquitectos del IPPV fueron a relevar la situación del paraje hace ya más de un mes, pero después no les informaron sobre ningún avance respecto de las gestiones para construir las casas de cero.

La incertidumbre genera preocupación y malestar entre los vecinos, que les piden a las autoridades de los gobiernos municipal y provincial que no se olviden de ellos.

Enterados de la situación, integrantes de Mujeres en Lucha, Movimiento Popular La Dignidad y de una organización solidaria tienen previsto visitar hoy a los damnificados para interiorizarse en sus carencias y procurar reactivar la ayuda humanitaria.

Desde el momento en que se desató el voraz incendio, los vecinos cipoleños no han dejado de ayudar a Santa Elena.

2 meses y unos días han pasado desde el formidable temporal que causó grandes incendios.

2000 hectáreas se quemaron durante el temporal.

En Cipolletti la situación más compleja se vivió en Santa Elena y Ferri. Pero además el fuego consumió chacras en producción en gran parte de la costa del río Neuquén, en Cinco Saltos y Campo Grande. Las pérdidas en muchos casos fueron totales y aún no se pueden levantar.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario