El clima en Cipolletti

icon
Temp
87% Hum
LMCipolletti Herczeg

Quieren declarar ciudadano ilustre al doctor Herczeg

El reconocido pediatra cipoleño falleció en diciembre de 2020. Ahora, legisladores de Río Negro quieren rendirle tributo a su memoria.

"Después de 35 años de tarea, el pediatra descansa". Así dice el cartel que el doctor Tomás Herczeg colocó en la puerta de su consultorio cuando dejó la profesión. El pasado 13 de diciembre de 2020, la ciudad perdió más que una eminencia. Perdió a un vecino muy querido y a un profesional de la medicina que marcó a ciudad en la protección de la salud de varias generaciones de niños y adolescentes.

En la ciudad de Cipolletti, su dedicación ya ha sido reconocida designando una plaza con su nombre. Ahora, los legisladores de Río Negro, Lucas Pica, Juan Elbi Cides y Sebastián Caldiero presentaron un proyecto de ley para que sea declarado ciudadano ilustre, en homenaje a su memoria.

Te puede interesar...

Tomás Herczeg nació el 18 de abril de 1934 en la Ciudad de Buenos Aires, donde culminó sus estudios de medicina en 1958. Hacia principios de la década de los '60, vino a trabajar al Hospital Rural del Alto Valle, junto a su esposa.

Desarrolló su profesión con mucho entusiasmo, haciendo guardias de hasta 12 horas de atención y con un promedio diario de 40 a 60 niños. A ello, se le sumaban las visitas domiciliarias que llevaba a cabo, a bordo de un Citroën 2 CV.

Hacia el año 1961, la poliomielitis se convertiría en una epidemia nacional. Cuando el brote llegó a la zona, en 1965, Tomas junto a otros colegas usaron el hospital público local como centro de recuperación de niños.

Herczeg puso al frente de la prueba que buscaba disminuir el número de muertes en la primera infancia. Gestionaba ante las autoridades locales que los niños fueran atendidos en el hospital de manera regular desde su nacimiento hasta los primeros dos años.

Entre 1965 y 1980 trabajó a nivel nacional promoviendo la entrega de leche como parte de los controles. Sus aportes a las políticas públicas repercutieron en la disminución de la mortalidad infantil.

Fue director del hospital de Allen desde 1984 a 1986; y entre 1998 y 1999 se desempeñó como pediatra en el puesto sanitario de Balsa Las Perlas.

Herczeg, además, fue quien promovió la incorporación de consultorio de pediatría en el hospital de Cipolletti, que no contaba con uno en aquella época.

Fue uno de los fundadores del Consejo del Discapacitado y miembro co-fundador del Copresid, para la prevención del SIDA. También integró el Rotary Club y se desempeñó como docente en el Colegio Manuel Belgrano, en la Escuela de Enfermería de Allen.

Participó activamente en el Programa Anual de Actualización de Pediatras “PRONAP” desde 1994 y fue miembro del Tribunal de Evaluación Pediátrica de la Sociedad Argentina de Pediatría. Desempeñó cargos directivos en el Colegio Médico de Cipolletti y la Federación Médica de Rio Negro.

A lo largo de su larga trayectoria de más de 50 años, Tomas atendió a varias generaciones de cipoleños con gran dedicación y esmero, convirtiéndose en uno de los doctores más queridos y conocidos de la ciudad.

"Desarrollo su profesión de forma sobresaliente, con arduo trabajo, esmero y dedicación; situándose en el corazón del pueblo de la ciudad de Cipolletti. Su memoria seguirá por siempre", indicaron los legisladores.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

7.2463768115942% Me interesa
89.855072463768% Me gusta
0% Me da igual
1.4492753623188% Me aburre
1.4492753623188% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario