El clima en Cipolletti

icon
10° Temp
93% Hum
LMCipolletti encuentro

El emotivo encuentro del camionero con un puestero de la Línea Sur

Alexander Peschillo es de Luis Beltrán y llevaba leña a Sierra Pailemán. Paró a descansar a la vera de la Ruta 23 y descubrió la vivienda de Don Tino en plena helada. Así nació una amistad y una campaña de ayuda.

Los camioneros saben que el camino puede deparar muchas sorpresas. De las gratas y de las otras.

Lo que le sucedió a Alexander Peschillo, un trabajador del volante oriundo de la localidad rionegrina de Luis Beltrán, hay que inscribirlas entre las primeras.

Te puede interesar...

La historia la contó en su Facebook y de inmediato se viralizó y recibió cientos de menajes de distintas partes del país, especialmente de familiares, conocidos y colegas.

Ocurrió durante el último fin de semana, cuando viajaba en su Mercedes Benz al que bautizó “El Vagabundo”, con un cargamento de leña con destino a Sierra Pailemán, un paraje ubicado al sur de Valcheta y al noroeste de Sierra Grande.

Alexander Peschillo camionero .jpg

Era por la mañana y hacía muchísimo frío, lo habitual para esa zona de la Línea Sur provincial en esta época del año.

Advertido de los efectos por los kilómetros transitados, “Chapa” como le dicen, tomó la sana decisión de descansar y se “orilló a dormir dos horas”.

“Al despertar, mientras aclaraba, miré un humo pequeño salir de un puestito a la vera de la Ruta 23. Mirando con más atención vi que había alguien afuera en plena helada y bajé a saludar o ver como estaba y me lo encontré a él, a Don Tino quien me preguntó enseguida si me había pasado algo a mi o al camión”.

Le contestó “solo paré a descansar” y el puestero le dijo que “a mí me levantó el frio, pero vení pasa así tomamos unos mates que esta frio afuera”.

Peschillo destacó que el hombre mayor “vive solo con sus perritos un gato y algunas gallinas que cría” y que padece carencias.

El reencuentro y el abrazo interminable

“Después de unos mates, salí hacia donde tenía que descargar y hable con uno de los muchachos si me vendían unos kilos de leña para Don Tino, que solo tenía unos palitos de jarilla. Ellos me dijeron que no me podían vender, pero me dejaban una parte de la carga así yo se la llevaba a Tino que al verme a la vuelta se sonreía emocionado”, agregó.

Al volver de Sierra Pailemán al puesto de Don Tino le dijo “acá le traigo leña para usted” y el hombre campero le contestó con “un abrazo interminable”, tras lo que le propuso “hágase unos mates yo mientras bajo la leña”.

“Quienes me conocen saben cómo soy ante estas situaciones. Si puedo y tengo al alcance ayudar, no lo dudo. Siempre fui de esa manera, hoy me gané un amigo más en el camino”, expresó el camionero.

Resaltó que en las próximas semanas tiene que volver nuevamente con leña y anticipó que le llevará “algo para la olla también, ya que no cuenta con movilidad para abastecerse de insumos necesarios”.

Alexander Peschillo camionero 3.jpg

El posteo, que acompañó con una fotografía del encuentro, tuvo un impacto inmediato en las redes sociales y muchos lo felicitaron por el gesto además de enviarle mensajes privados.

Pero quedó solo en una anécdota, porque surgió la idea de realizar una colecta para darle una mano a Don Tino, cuyo nombre no se dio a conocer.

El “Chapa”, que quedó en evidencia que es muy conocido y apreciado por sus vecinos, propuso a quienes deseen ayudar con alimentos no perecederos, cobijas y ropa se lo acerquen a su casa de Luis Beltrán.

“De corazón muchísimas gracias. No pensé que una acción tuviera tan hermosa reacción”, admitió sorprendido en un mensaje posterior.

Prometió que contar el reencuentro con Don Tino, cuando regrese al puesto con las donaciones reunidas.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario