Problemas para el acceso a la garrafa social

En los barrios más pobres el frío empieza a hacerse sentir. También es muy problemática la preparación de alimentos.

Gran preocupación existe en los asentamientos y barrios periféricos por el costo de las garrafas y las dificultades que existen en Anses para la instrumentación del plan de garrafas sociales, es decir, la entrega de fondos a las familias de bajos ingresos y muy vulnerables, muchas de las cuales no los están recibiendo como corresponde.

Por tal motivo, dirigentes del Foro por la Tierra y la Vivienda y del Barrio Obrero planean trasladarse hasta la sede local de la repartición nacional, en busca de certezas sobre la implementación del beneficio.

En algunos sectores, la compra común de las garrafas insume entre 240 y 260 pesos, y son necesarias no menos de 4 o 5 para satisfacer las mínimas necesidades mensuales. Sin embargo, a medida que el frío se acentúa y el otoño empieza a anticipar el invierno, el consumo se puede volver mayor. Para familias con ingresos muy reducidos, cuando no totalmente ausentes por la desocupación, el acceso a este suministro se vuelve cada vez más difícil.

Ayer, la referente Lila Calderón manifestó que existen serias dificultades en la instrumentación de la garrafa social, por lo que se consultará a Anses las razones del perjuicio y se pedirá que se terminen los inconvenientes cuanto antes.

Los habitantes de la periferia también harán gestiones en el Municipio para que se adelanten lo más posible las entregas de leña del tradicional Plan Calor y que se efectúe un nuevo reempadronamiento, ya que son muchos los hogares que no han sido anotados como beneficiarios.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario