El clima en Cipolletti

icon
16° Temp
50% Hum
LMCipolletti patio cervecero

Patio cervecero clausurado debe pagar una multa de $550.000

La clausura fue por ruidos molestos, pero el Juzgado de Faltas tuvo en cuenta que el comercio no tenía la habilitación final. Mientras tanto, los trabajadores hacen changas para subsistir.

El patio cervecero Cano que fue clausurado por el Municipio, en medio de un escándalo que tuvo su capítulo en la Justicia con una denuncia por amenazas, continúa cerrado.

La jueza de Faltas, Cecilia San Pedro, impuso una multa de 550 mil pesos a pagar en seis cuotas, con una entrega inicial equivalente al 10 por ciento. Sin embargo, para levantar la clausura del comercio ordenó que presenten toda la documentación que requiere la dirección de Comercio, además de la habilitación definitiva para funcionar.

Te puede interesar...

Trabajadores consultados expresaron su malestar porque en teoría los dueños ya presentaron todos los papeles que pide la Municipalidad. "Ahora salen con que hay que agrandar el baño y otros detalles más. Vamos por día 18 de clausura y al paso que va esto, la apertura va a quedar para la próxima semana. La realidad es que siempre hay una traba", dijo una de las empleadas.

Y agregó: "La puerta para discapacitados que ellos piden sale 100 mil pesos. Así no hay bolsillo que aguante". Mientras tanto, el personal está haciendo changas por su cuenta, vendiendo comida casera.

Pese a las quejas de los miembros del emprendimiento, los requisitos exigidos al patio cervecero no tienen diferencias con los que deben cumplir todos los locales del rubro.

Este viernes por la mañana, uno de los representantes del comercio se dirigía a la Municipalidad para presentar la documentación que están solicitando, con la expectativa de apurar la apertura del comercio.

El patio cervecero está ubicado en la calle Alem 690. Fue clausurado por Comercio a raíz de las quejas que expresaron los vecinos de la zona por ruidos molestos.

Clausura patio cervecero.jpeg

En su momento, el secretario municipal de Fiscalización, Cristian Blanco, sostuvo que había más de 300 denuncias documentadas en un expediente, de vecinos que manifestaron no poder dormir, entre las 22 y las 3 de la madrugada.

La noche del martes, los vecinos volvieron a llamar reiteradas veces al 109 y al teléfono corporativo de Comercio. Por lo tanto, ya en esta instancia se procedió a la clausura preventiva. "No cumplieron los requisitos solicitados con anterioridad", señaló Blanco.

Al momento del operativo, el personal contaba con un aparato para medir los decibeles de la música que arrojó el doble de lo permitido. Según lo establecido, los lugares cerrados pueden tener hasta 90 decibeles. En espacios abiertos, se permiten hasta 60, de 6 de la madrugada a 22; y de 22 a 6, el máximo son 35. El local superaba esos registros.

protesta patio cervecero 02.jpg

"Este patio cervecero tenía 70 decibeles. Lo constatamos con el aparato homologado y verificado ante testigos y la Policía", indicó en su momento el funcionario.

Los trabajadores protestaron en la casa del intendente Claudio Di Tella, asegurando que necesitaban trabajar y organizaron algunas actividades para visibilizar su reclamo, como lo fue la protesta con pizza gratis que realizaron en el exterior del comercio clausurado.

protesta con pizza.mp4

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario