El clima en Cipolletti

icon
26° Temp
20% Hum
LMCipolletti patio

Protestaron fuera de la casa de Di Tella por la clausura de un patio cervecero

Trabajadores del patio cervecero Cano se manifestaron contra la clausura de la Municipalidad. Es la segunda, por ruidos molestos. "Necesitamos trabajar", dijeron.

Hace tres meses que el patio cervecero Cano comenzó a funcionar en la ciudad, y desde entonces la Municipalidad lo clausuró dos veces por reiteradas quejas y denuncias que presentan los vecinos.

El conflicto se presenta sobre calle Alem 690, y en la noche del martes se vivieron momentos de mucha tensión y nerviosismo porque los inspectores municipales volvieron por una clausura en el comercio.

Te puede interesar...

Hubo comensales que se resistían a abandonar el lugar, pero estaba la Policía y la orden de que se retiren todos de forma inmediata se cumplió a rajatabla.

Los trabajadores repudiaron la forma en la que los inspectores se presentaron para clausurar el comercio, denunciando que fue de mala manera y con mucha prepotencia. La situación desencadenó algunas contracciones en una de las empleadas que está embarazada.

Los empleados se trasladaron hasta la casa del intendente Claudio Di Tella para manifestar su descontento. Allí permanecieron hasta la 1 de la madrugada.

Clausura patio cervecero 02.jpg

"Salimos a protestar como empleados, porque nos clausuran el local y hay chicos que este finde iban a cobrar la semana. Somos entre 15 y 20 familias que vivimos del patio cervecero, muchas mamás solteras, y necesitamos trabajar", sostuvo Romina Castillo, una de las trabajadores que expresó su malestar.

Confirmó que a pocos días de comenzar a trabajar, el pasado 3 de septiembre, comenzaron a quejarse los vecinos por la música. Todavía los comercios funcionaban con aforo y podían permanecer abiertos hasta la 1 de la madrugada.

El primer llamado de atención de la Municipalidad no se hizo esperar y tuvieron que suspender las presentaciones artísticas de músicos de la zona. Luego fue el problema de iniciar la jornada a las 18. Tras la queja, corrieron el ingreso una hora. Fue una hora menos de trabajo.

Clausura de patio cervecero en Cipolletti.mp4

Pero las críticas no cesaron, y tuvieron que bajar la música a 35 decibeles. "Cada dos o tres días un llamado de atención", dijo la empleada.

Pasó el Día de la Madre y el lunes posterior cayó la Municipalidad y clausuró el comercio, pese a que estaba cerrado. Esa fue la primera medida cautelar.

Volvieron a trabajar al día siguiente, con la misma metodología. Pasaron dos o tres días, y las quejas se reavivaron.

Protesta patio cervecero 01.jpg

Dos clausuras en tres meses de trabajo

"Yo puedo entender que los vecinos necesitan descansar. Pero la Municipalidad habilitó el patio cervecero donde trabajamos. Es decir, no estamos acá de forma clandestina. Además, el derecho de ellos termina donde empieza el mío y yo necesito trabajar. Tengo 40 años y si me quedo sin empleo que me expliquen a mí dónde consigo otro. Mi derecho es trabajar", manifestó Romina.

Consideró, además, que la música "ni se escucha" fuera del predio.

Mientras dialogaba con LMCipolletti, iba al encuentro de otros compañeros de trabajo porque irán a la Municipalidad. Quieren hablar con representantes de Fiscalización y Comercio. "Vamos a tratar de que nos reciban para que nos levanten la clausura porque de alguna manera necesitamos trabajar. Hay madres solteras que necesitan su dinero", manifestó.

Adelantó también que este miércoles por la noche se van a presentar en sus puestos de trabajo. "Si tenemos que hacer ruido o cortar la calle, lo vamos a hacer, necesitamos trabajar", concluyó.

La clausura por los ruidos molestos generó un efecto dominó donde no sólo se perjudican las familias que viven de sus ingresos en el patio cervecero, sino también todos aquellos que proveen la materia prima. "Esto es un cadena. Está el que nos trae el pan y la verdura", advirtieron.

Reclamo de trabajadores de cervecería Cano.mp4

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario