LMCipolletti Polémica

Mojaron las plazas de El Manzanar pero los jóvenes se juntaron igual

El Municipio intentó evitar las reuniones en los espacios verdes del barrio El Manzanar.

Tal y como estaba previsto, personal de Servicios Públicos intervino con agua en las plazas del barrio El Manzanar para evitar la junta descontrolada de cientos de jóvenes que todos los años toman posesión del espacio público para emborracharse, consumir otras sustancias y hacer ruido durante la madrugada.

Anticipándose a los festejos por el Año Nuevo, un placero dejó el riego por aspersión encendido para que se acumulara agua en todos los espacios verdes del barrio, con el objetivo de disuadir el aguante y la sentada de los concurrentes a estas fiestas populares que ya son una costumbre en esa zona.

Te puede interesar...

Sin embargo, las altas temperaturas no colaboraron y el agua acumulada en las plazas no impidió que esa noche los jóvenes se juntaran igual y molestaran a los vecinos.

La secretaria municipal de Servicios Públicos, Patricia Fernández, confirmó que concretaron la tarea por pedido del área de Fiscalización, aunque reconoció: "Hubo riego permanente el martes por la mañana, pero fue imposible anegar el sector porque para eso deberíamos contar con un camión regador. Tampoco es bueno para el césped".

La estrategia tenía el espíritu de evitar la concentración de gente, pero no lo logró, y vecinos de El Manzanar volvieron a comunicarse con LM Cipolletti para expresar su malestar. Incluso estuvo presente la Policía y algunos empleados municipales recorrieron la zona, pero ni siquiera eso evitó el griterío de los jóvenes y que se emborracharan. Sí advirtieron que la presencia de los efectivos, que hacían rondines en la zona, neutralizó las picadas, otra vieja costumbre que cada tanto asalta en el barrio y que repudian enfáticamente los vecinos.

Tanto es así que el mal uso del espacio público en ese lugar generó un expediente que está en trámite en el Municipio e, incluso, alcanzó relevancia provincial.

Una de las plazas más convocantes es aquella ubicada entre las calles Las Acacias, Chacabuco, Los Pinos y los Castaños. Los jóvenes empezaron a llegar apenas terminó el brindis y la fiesta se extendió hasta las 8 de la mañana. Para las 10, algunos vecinos ya habían empezado a juntar la basura y las botellas tiradas en el lugar.

Quejas constantes de los vecinos

Las reuniones en las plazas de El Manzanar son motivo constante de quejas. Si bien las celebraciones de Navidad y de Año Nuevo son las más masivas y bulliciosas, la utilización de los espacios verdes para el encuentro de jóvenes es algo que sucede durante todo el año. Los reclamos en ese sentido son constantes y numerosos, pero hasta el momento los habitantes del barrio no obtuvieron respuestas satisfactorias.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario