El clima en Cipolletti

icon
25° Temp
18% Hum
LMCipolletti historias

Miguel Cadelago polifacético odontólogo y periodista deportivo

Historias de familias asentadas en Cipolletti en el Siglo XX. Desde el lugar de desarrollo de sus actividades, conformaron un entramado social muy importante en el acontecer de la ciudad y del Valle.

Miguel Cadelago nació en la provincia de Córdoba el 5 de mayo de 1928. Hijo único de Miguel Cadelago, maestro nacido en San Luis, y de Aurora Argentina del Tránsito Flores, oriunda de Chos Malal, que también estudió de maestra en San Pedro, Buenos Aires. Su padre, Miguel, era hijo de Salvio Cadelago (1843-1923) y Vicenta Agesta.

Salvio era hijo de Santiago Cadelago Marengo, que había nacido en Génova, Italia, y Ana Onetto Lagomarsino. No tenemos referencias de dónde se asentaron excepto que vivieron en Buenos Aires.

Te puede interesar...

Norma Tardáguila y Miguel Cadelago se conocieron en Villa Mercedes, donde vivía ella. Años después Norma se recibió de Maestra Normal Nacional y Miguel de odontólogo en la Universidad Nacional de Córdoba.

Cuando Miguel era muy niño, sus padres fueron a vivir a San Pedro, provincia de Buenos Aires, donde la abuela Aurora Argentina estudió para magisterio y Miguel hijo asistió a la escuela primaria: completó ese ciclo en Cipolletti, en la escuela primaria 33.

doctor cadelago y padres.jpg

Su nieta recuerda: “Mi abuelo Miguel era en ese entonces director de la Escuela Primaria 131 a la que trasladó desde Cinco Saltos, porque la iban a cerrar, al patio de su propiedad en la avenida Alem de Cipolletti”.

“Mi papá cursó los estudios secundarios en el Colegio Nacional de General Roca, porque no había ese tipo de establecimientos en Cipolletti. Luego se trasladó a la ciudad de Córdoba para realizar sus estudios universitarios y completarlos en 1954”.

El 26 de diciembre de 1955 Miguel, dentista, se casó en Villa Mercedes con Norma Tardáguila. Después de la luna de miel en la Ciudad de Buenos Aires se vinieron a vivir a Cipolletti, al lado de la casa donde vivían los abuelos paternos que, “años después, se trasladaron a Buenos Aires, al barrio de Villa Lugano, donde ejercieron como maestros y directores de escuela, hasta la muerte de mi abuelo Miguel”.

Delia fue Maestra en la escuela 33 y luego, en la Escuela 53.

esposa cadelago escuela 53.jpg

En esta ciudad nacieron sus dos hijas: Norma Susana y Dora Beatriz. Susana se recibió de Profesora en Letras por la Universidad Nacional del Comahue y de licenciada en Criminología y Ciencias Forenses por la Universidad Nacional de Río Negro.

Dora se recibió de Asistente Social y de licenciada en Servicio Social, también en la Universidad Nacional del Comahue. Susana tiene un hijo, Alejandro Laciar Cadelago, estudiante del Profesorado en Historia.

“Mi papá, ya en Cipolletti, trabajaba como dentista y, en las primeras épocas, también como mecánico dental, en su consultorio, donde falleció el 1° de septiembre de 1997 a los 69 años”.

Fue uno de los fundadores del Colegio Odontológico de Cipolletti.

Miguel Cadelago tuvo otra pasión, a la que dedicó gran parte de su vida: el periodismo deportivo. Trabajó en diversos medios de la zona: fue uno de los primeros comentaristas deportivos del Alto Valle, colaboró en LU5 para pasar después a trabajar en el departamento deportivo de la LU19, en 1963.

En la década del 60 también entró a formar parte del plantel deportivo de LU84 TV canal 7 de Neuquén, donde tenía un programa titulado Telesíntesis deportiva. Años después hizo otro programa en conjunto con Abraham Tohmé: “Mi papá daba las noticias deportivas y Tohmé otras noticias. El auspiciante era una juguetería de Roca, por lo que llevaban juguetes y los mostraban en cámara: había escenas muy divertidas”.

Hijas y nieto Dr. Cadelago.jpg

En la década del 70 trabajó como periodista deportivo en LU19 y LU16 de Villa Regina, transmitiendo los partidos de fútbol y haciendo los comentarios, siguiendo la campaña del Club Cipolletti hasta su ascenso al torneo Nacional de fútbol en 1973. Como dentista en esta época atendió ad honorem a los jugadores del club.

Años más tarde colaboró en diarios del Valle, como periodista deportivo e incluso escribiendo cartas de lectores donde daba a conocer sus preocupaciones sobre la realidad política y social de la región. También trabajó como periodista deportivo en la revista El Gráfico.

Cadelago fue uno de los hacedores del Aero Club Cipolletti e impulsó, además, el motociclismo valletano. Participó como asesor y consejero de la Liga Deportiva Confluencia con sede en Cipolletti. Participó en política al organizar en Río Negro el Partido Demócrata Progresista –fundado en Santa Fe por Lisandro de la Torre-.

Vaya este recuerdo para el doctor Miguel Cadelago, que conjugó sus dos pasiones, en apariencia tan disímiles como la odontología y el relato deportivo, con esfuerzo y trabajo duro.

Historias cipoleñas y valletanas del Siglo XX, enraizadas en el Alto Valle y que se hicieron eco en los primeros años de los medios de comunicación. Merecen este homenaje, y merecen mucho más.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario