Más controles: radares en las rutas y multas por usar vidrios polarizados

Aseguran que el objetivo no es recaudar, sino generar conciencia.

La Policía rionegrina instalará radares para controlar la velocidad en las rutas de la región. Quieren disminuir los choques en los tramos con mayor registro de accidentología. También multarán a los conductores que circulen con vidrios polarizados. Aseguran que no quieren recaudar, sino concientizar sobre los peligros que implica no cumplir las normas viales.

Los controles de tránsito se endurecerán en todo el territorio provincial y el valor de las multas, atado al precio de los combustibles, golpeará muy fuerte el bolsillo de los infractores.

Te puede interesar...

En ese sentido, el nuevo jefe de Seguridad Vial Alto Valle Oeste, Marcos Peralta, contó que están analizando los lugares ideales para instalar radares móviles sobre las rutas nacionales 22 y 151, en inmediaciones de Cipolletti.

“La próxima semana todo el personal se capacitará de forma intensiva en el uso de los radares para comenzar con su implementación. El área radarizada debe estar señalizada con más de 500 metros de anticipación, y no como ocurrió en Valle Medio, donde el cartel estaba 20 metros antes. La instalación debe ser legal, respetando el derecho de los conductores”, indicó Peralta.

El comisario agregó que la idea de advertir el control con anticipación es poder concientizar sobre el exceso de velocidad antes de aplicar la sanción. “La concesión de los equipos es por radares móviles, para poder trasladarlos a los lugares donde hagan falta, según la estadística de incidentes viales. En Cipolletti serían colocados en el cruce de Ruta 22 y acceso a la Isla Jordán, y en el kilómetro 5 de la Ruta 151. En estas zonas, que son urbanas, la velocidad máxima no podrá superar los 60 kilómetros por hora”, explicó el funcionario policial.

Uno de los radares estará ubicado en la Ruta 22 y el ingreso a la Isla Jordán y otro en el kilómetro 5 de la Ruta 151. Allí se podrá circular a 60 kilómetros por hora.

Quienes excedan la velocidad máxima permitida serán multados con 350 unidades fijas (UF), y cada unidad equivale a un litro de nafta premium. A precio de hoy, ese valor asciende a los $12.393, pero este cálculo sufrirá actualizaciones con cada aumento de combustible.

Peralta añadió que existen cruces en los que la presencia del radar no solucionará todos los problemas ya que, por ejemplo, en la Ruta 22 se necesita la finalización de las obras de ampliación y puentes aéreos. “Sabemos que los radares harán que los conductores tomen conciencia, pero la solución definitiva llegará cuando se terminen las obras”, concluyó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario